A pesar de la negativa del Consistorio Silense continúán las obras de la lª fase del sistema de saneamiento y depuración de la Isla Baja