Adeje y Arona trabajan con los principales municipios turísticos españoles para lograr un estatus y una financiación específicos