Ay, no ha que llorar, que la vida es un carnaval, es más bello vivir cantando.