Clavijo logra reunir a los líderes de España, Francia y Portugal para defender el futuro de las RUP