El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria procede a la limpieza de áridos acumulados en las piscinas naturales de La Laja.