El Cabildo de La Palma cede una impresora 3D a los centros educativos de la Isla.