El fuego y la música reinaron en Playa Jardín en la noche de San Juan.