El Paseo Romero llena las calles portuenses de tradición.