El segundo Plenilunio del año refuerza su oferta gastronómica y la actividad infantil en Santa Cruz de Tenerife.