El Teide amanece con una capa fina de nieve.