La Oficina Europea de Marcas da la razón al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma en su defensa de la figura del Enano.