Las pasarelas de la tarde y la noche de ayer sábado en la Feria Internacional de la Moda de Tenerife hicieron las delicias del público más exigente.