Puerto de La Cruz: Con tacones y a lo loco.