Santa Cruz de Tenerife estrena Casa del Carnaval y extiende el espíritu de la fiesta a todo el año.