Tenerife se convierte esta semana en la capital de la gastronomía y la restauración.