Tomás Pérez: Esta lluvia es una inyección de optimismo para La Aldea