Unión Política Ibérica: No es mala idea