Varios terremotos de magnitud mayor a 2,5 se han registrado en Granada y en el Atlántico, en zonas cercanas a Galicia y Canarias