Actualidad

Estado, Gobierno de Canarias, Cabildo y Ayuntamiento coordinan con el grupo EPPO de la UE una estrategia común y recursos para su erradicación

13.02.2020 | Los Realejos

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, informa que este miércoles 12 de febrero se ha recibido en Los Realejos a un grupo de 14 investigadores internacionales expertos en plagas agrícolas, pertenecientes a la EPPO, siglas en inglés de la Organización Europea y Mediterránea de Protección Vegetal, con el fin de abordar in situ la incidencia de la polilla de la papa y su estrategia de control y futuros estudios y posibles recursos económicos para ello.

El Ayuntamiento de Los Realejos, a través de la Concejalía de Desarrollo Rural, dirigida por Alexis Hernández, ha colaborado junto a la Asociación La Papa Bonita de Icod el Alto con este proyecto de investigación de la conocida científicamente como tecia solanivora (y popularmente como polilla guatemalteca), que abordan junto a la Unión Europea el Ministerio de Agricultura, Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife.

Junto al propio concejal y la técnica municipal del área, el grupo de expertos visitó los terrenos anexos a la Casa de La Pared en Icod el Alto, donde la Consejería de Agricultura regional tiene dispuestas unas trampas para hacer un estudio y valorar el comportamiento de la citada plaga de la polilla, además de acudir a las instalaciones de la Asociación de La Papa Bonita y Cultivos Tradicionales de Icod el Alto para conocer las características del propio producto cultivado.

Desde finales del pasado mes de enero y en el marco de unas jornadas en el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias se propuso a Los Realejos colaborar con la recepción de esta visita coordinada desde el propio Gobierno de Canarias, con el fin de incidir en los estudios e investigaciones sobre el control de esta plaga tanto en el campo como en sus lugares de almacenamiento.

El grupo de investigadores procede de Rusia, Alemania, Reino Unido, Francia, Dinamarca, Bélgica, Turquía y España, habiendo permanecido en la isla durante tres jornadas, hasta este jueves 13 de febrero, “entre sus prioridades, visitando Icod el Alto, la primera zona europea en la que se planta este tubérculo, para conocer además su amplia variedad de papas con denominación de origen”, tal y como se indica desde el ejecutivo regional.

Según ha indicado la consejera de Agricultura del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, “este encuentro internacional se suma a las líneas de investigación ya existentes e intensifica los esfuerzos por conseguir métodos de control de la polilla guatemalteca que tanto daño está haciendo a la producción local de papas, agravado por las altas temperaturas de los últimos inviernos, que favorecen su proliferación”.

Asimismo la consejera avanzó “la realización de un protocolo de cuarentena que ha resultado efectivo y que se encuentra en trámites para su validación por parte del Ministerio de Agricultura”. El director general de la EPPO e investigador, Nico Horn, señaló que “se están organizando jornadas de trabajo por distintos países con el fin de investigar plagas virulentas que afectan a cultivos y que este 2020 se ha declarado por la FAO como el Año de la Sanidad Vegetal, para concienciar sobre cómo la protección de la salud de las plantas puede ayudar a impulsar el desarrollo económico, reducir la pobreza y erradicar el hambre, así como proteger el medio ambiente”.

En base a los datos aportados por la Consejería de Agricultura, “la polilla guatemalteca se introduce en Canarias en el año 2000 a través de un pasajero procedente de Latinoamérica que traía consigo papas infectadas”. Añaden que “desde entonces la plaga se ha expandido por las islas convirtiéndose en un importante problema para los productores de este tubérculo cuyas producciones sufren una merma de hasta el 50%, por lo que continúan las investigaciones y estudios por parte de instituciones y órganos internacionales para frenar este problema y evitar que se extienda por otras zonas de Europa”.