Actualidad

El alcalde, José Juan Lemes, y su concejal de Urbanismo, Luis Domingo Marrero, indican que analíticas periódicas permitirán conocer el estado del frente costero para actuar en caso de necesidad

05.10.2018. Arafo

El municipio de Arafo continúa liderando las actuaciones en materia de saneamiento en el Polígono Industrial Valle de Güímar con la próxima licitación y posterior adjudicación del servicio de vigilancia y control de las aguas marinas en este ámbito costero, así como el Plan de Mantenimiento y Control de las Estaciones de Bombeo y la Estación de Tratamiento de la Cabecera del Emisario Submarino.

“Las analíticas periódicas facilitarán conocer el estado real de la calidad del agua de mar y permitirá adoptar, en caso necesario, aquellas medidas correctoras que sean precisas para evitar daños medioambientales”, señalan el concejal de Urbanismo arafero, Luis Domingo Marrero, y el alcalde, José Juan Lemes, quienes asistieron, junto a los ediles Elsa Marrero y Liberto Flores, así como técnicos municipales, a una reunión convocada por el Consejo Insular de Aguas (Ciatf) y en la que también estuvieron presentes Candelaria y Güímar.

Ambos mandatarios públicos resaltan que “desde Arafo estamos impulsando este tipo de iniciativas porque ninguna otra administración local ha querido implicarse de forma activa y nosotros, por responsabilidad, no podemos esperar más tiempo a que los otros se decidan”.

“Ahora bien, si Güímar o Candelaria quieren licitar dicho servicio o cualquier otro relacionado con la mejora del saneamiento en este polígono industrial nosotros no vamos a poner ninguna objeción, incluso le facilitaríamos la documentación”, comentan Marrero y Lemes.

De este modo, indican que “no ha sido la única vez que desde nuestro municipio hemos tenido que tomar la iniciativa para impulsar medidas que ayuden a resolver el problema del saneamiento en el Polígono Industrial Valle de Güímar, ya que hace unos meses asumimos el coste íntegro de la obra del emisario, cuyo importe ascendió a 159.000 euros y del cual todavía estamos esperando a que Candelaria y Güímar nos ingresen su parte, 53.000 euros cada uno, debido a que el mantenimiento del polígono está dividido a partes iguales en los gastos, es decir al 33 por ciento”.

“Mientras el Ayuntamiento de Güímar solo se ha dedicado a arreglar los jardines del polígono que están en parte de su municipio y no del 33 por ciento de esta zona industrial, Arafo se ha preocupado en crear las infraestructuras para contribuir en la puesta en marcha del tratamiento de las aguas industriales de todo el polígono”, afirman

Alcalde y edil de Urbanismo comentan, no obstante, que “la postura del Ciatf es clara y firme, como que en la reunión nos presentó el plan diseñado para resolver definitivamente el problema del saneamiento no solo del polígono industrial, sino del conjunto de la comarca”.

De este modo, el Plan de Etapas aprobado es una pieza básica y fundamental en todo este proceso, como ha sido la puesta en marcha del tamiz del emisario, por lo que las aguas que llegan al mar ya son tratadas.

“Además, los desmontes para ubicar la estación de depuración de aguas urbanas (Edaru) van avanzando, trabajos que incluirán los distintos sistemas que servirán para una correcta gestión y depuración de las aguas domésticas. Asimismo, en la reunión del Ciatf donde estuvimos los tres ayuntamientos del Valle se nos informó que la estación de depuración de aguas industrial (Edari) comenzará su licitación a partir del próximo mes de noviembre”, resaltan ambos representantes municipales.

Desalación

El proyecto prevé también la puesta en marcha de la estación desaladora portátil “desde principios del próximo año, lo que liberaría agua del pozo de Chiguengue, así como que se dispondría de más agua para la agricultura en el Valle de Güímar”.

“Lo que está claro es que todas las administraciones tenemos que arrimar el hombro para resolver este problema a la mayor brevedad, no solo por el mandato judicial o por las sanciones de Europa, sino porque es nuestra comarca y nuestra Isla y debemos llevar a cabo cuantas medidas sean necesarias para proteger nuestro medio ambiente y el legado de las futuras generaciones”, concluyen.