Actualidad

La consejera insular de Acción Social, Marián Franquet, explica que la corporación, a través de Sinpromi, y la federación del metal acuerdan en una reunión coordinarse para que las personas con discapacidad puedan acceder a cursos y talleres especia

19.09.2020 | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Tenerife, a través de la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad (Sinpromi) y la Federación Provincial de Empresas del Metal y Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete) ha sentado las bases de una nueva vía de colaboración para que las personas con discapacidad tengan acceso a los cursos y talleres formativos que imparte la federación. Esta línea de trabajo, surgida tras una reunión mantenida entre la consejera insular de Acción Social, Marián Franquet, el secretario general de Femete, José González, y representantes de la entidad tinerfeña, tiene como objetivo impulsar la inserción laboral de este colectivo en las empresas del sector.

Mediante este acuerdo inicial, Femete buscará fórmulas para que las personas con discapacidad puedan acceder a los planes formativos impartidos desde la federación y las distintas empresas asociadas, un paso previo para facilitar el acceso de este colectivo a los puestos de trabajo demandados. “Trabajamos para superar las barreras sociales ‒ha dicho Marián Franquet‒, y mostrar el potencial de las personas con capacidades diversas, que aportan mucho talento a las empresas, y que logran, gracias a la realización profesional, mayores niveles de autonomía, inclusión social y mejor calidad de vida”.

La consejera de Acción Social y vicepresidenta de Sinpromi explicó que la colaboración entre las dos entidades beneficia a las empresas y administraciones, pero sobre todo a las personas con discapacidad, al tiempo que ha destacado que este contacto derivará en reuniones posteriores en las que se profundizará en qué tipo de formación se va a impartir y en qué profesiones de las ramas del sector del metal podrían integrarse las personas con discapacidad, algo que se haría con el apoyo del personal técnico de Sinpromi.

El secretario general de Femete, José González, recalcó que la colaboración que se establece desde ahora entre las dos entidades se centra en la “búsqueda de fórmulas y soluciones que mejoren el acceso al empleo de las personas con discapacidad”, por lo que indicó que desde ahora se trabajará para introducir las adaptaciones necesarias en los planes de formación que oferta la federación con el objetivo de dar respuesta a las necesidades formativas de las personas y empresas.

Tanto Franquet como González coincidieron en resaltar que las personas de difícil inserción requieren que sea imprescindible la realización de mayores ajustes a los puestos, por lo que desde Femete se hará un llamamiento a la colaboración por parte de las 1.500 empresas integradas en las 25 asociaciones vinculadas al metal y las nuevas tecnologías que conforman la federación tinerfeña.

En la reunión se abordaron también aspectos relacionados con la normativa actual en materia de inclusión laboral de las personas con discapacidad. La responsable del área de Integración Laboral de Sinpromi, Teresa Peña Quintana, fue la encargada de ahondar en este asunto y de explicar la responsabilidad social corporativa que tienen las empresas en esta materia y las ventajas empresariales que obtienen al incluir la diversidad en las plantillas.

Otro de los aspectos expuestos en el encuentro, realizado mediante videoconfefrencia, fue el trabajo que desde el área de Integración Laboral de Sinpromi se realiza con el tejido empresarial de la isla y las personas demandantes de empleo, además de los procedimientos de trabajo y las metodologías específicas de apoyo al empleo que se desarrollan para lograr su inclusión en el mercado laboral.

Imagen: Sinpromi | CEDIDA