Actualidad

Fernando Clavijo y Rosa Dávila se reúnen con representantes del Sindicato de Enfermería, SATSE, en Canarias para escuchar y analizar la situación de la enfermería y la fisioterapia en el Archipiélago

18.03.2022 | Canarias

Coalición Canaria de Tenerife ha reclamado hoy al Gobierno central la aprobación inmediata de la Ley de Seguridad del Paciente, una ley que sufre en la actualidad un bloqueo en el Congreso y cuya aprobación es “muy importante para que la ciudadanía tenga una atención segura y de calidad” en cualquier hospital, centro de salud o centro sociosanitario.

El secretario general nacional de Coalición Canaria-PNC y senador por la Comunidad Autónoma, Fernando Clavijo, y la secretaria de Organización de CC de Tenerife y diputada nacionalista, Rosa Dávila, mantuvieron ayer una reunión con el secretario general del Sindicato de Enfermería, SATSE, en Canarias, Leopoldo Cejas-Fuentes, y con el secretario provincial de SATSE en Tenerife, Yoel Hernández, para analizar la situación de los enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas en el Archipiélago, además de escuchar sus demandas y reivindicaciones.

El secretario general nacional de Coalición Canaria-PNC y senador por la Comunidad Autónoma destacó que estas reuniones se enmarcan dentro del proyecto iniciado por CC denominado “Canarias Te Necesita”, un diálogo abierto con la sociedad en la que los nacionalistas quieren proyectar una hoja de ruta hacia la Canarias del futuro.

En este sentido, los nacionalistas exigieron al Gobierno central el desbloqueo de la Ley de Seguridad del Paciente, una ley cuya tramitación parlamentaria se encuentra paralizada “por los intereses partidistas de algunos representantes políticos en el Congreso”.

Clavijo aseguró tras el encuentro que “trabajará para lograr otro de los objetivos fundamentales del sindicato, como es lograr la aprobación de una norma que permita acceder a enfermeras y enfermeros a la jubilación anticipada de manera voluntaria, ya que, además de dar respuesta a la problemática que les supone seguir trabajando en condiciones especialmente penosas y duras, se mejoraría la atención a ciudadanos y pacientes y el funcionamiento del nuestro sistema sanitario”.

Asimismo, desde el Sindicato de Enfermería se trasladó a los nacionalistas su reclamación para que se acabe con la “injusta discriminación que sufren las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas con respecto a otros profesionales sanitarios, y se posibilite su clasificación en el Grupo A sin subgrupos, y que trabaje, de manera conjunta y coordinada con las comunidades autónomas, para que se refuercen las plantillas de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas en todos los servicios de salud”.

Otros de los aspectos que se abordaron en la reunión de trabajo entre Coalición Canaria y SATSE fue la de seguir luchando por acabar con la temporalidad y agresiones y conseguir el aumento de la oferta universitaria del Grado de Enfermería, la implantación de la enfermera escolar y el retorno de los profesionales emigrados”.

El secretario general de los nacionalistas canarios denunció la situación que viven los enfermeros y enfermeras de las Islas y la “gran sobrecarga y tensión asistencial que existe, el aumento de las esperas para ser atendido de manera presencial y el poco tiempo que disponen para atender y cuidar como se merece a cada persona”.

Por su parte, la secretaria de Organización de CC de Tenerife y diputada nacionalista, Rosa Dávila, denunció que el Gobierno de Canarias “no ha hecho más que improvisar” en materia sanitaria y “niega” la realidad que padecen tanto los profesionales como los pacientes. Una realidad que, según critican los nacionalistas tinerfeños, el Gobierno canario “se niega a ver” mientras la sanidad pública en centros hospitalarios y Atención Primaria “agoniza” ante la falta de personal sanitario, lo que supone un “golpe a los profesionales, pero también a la población”.

La secretaria de Organización de CC de Tenerife reclamó al Gobierno canario que “no dé la espalda a esta realidad”, ya que la falta de profesionales está poniendo al borde del colapso al sistema sanitario y a sus trabajadores, que se encuentran “desbordados”. Una situación que además afecta directamente a la población, que ve como la administración “no garantiza su acceso al sistema sanitario”.

Imagen: Reunión con Satse | CEDIDA