Al Golpito

Introduce el proyecto del gofio canario en Nepal y dona un molino eléctrico de gofio en la aldea de Pindikhola | Imagen: Rafael J. Lutzardo | CEDIDA

29.05.2018. Santa Cruz de Tenerife | Reportaje

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Una nueva y novedosa experiencia en el mundo asiático (Nepal), motiva una nueva luz y esperanza para miles de ciudadanos que viven en las aldeas rurales más difíciles del país nepalí. Es decir, el proyecto de llevado a cabo por Cooperación Internacional Dona Vida en lo que respecta a la introducción y promoción del gofio de Canarias en Nepal, es toda una revolución en la gastronomía y cultura del país tercer mundista. En esta nueva oportunidad, la expedición compuesta por el voluntariado de la citada ONG: Germán Domínguez Naranjo (presidente de Dona Vida); Rafael Lutzardo (periodista) y Ana Rojas (enfermera), fue más técnica y de valoración, especialmente para informar de la importancia y las propiedades que tiene el importante cereal canario. También, para visualizar el nuevo molino eléctrico que donó Cooperación Internacional Dona Vida en la aldea rural de Pindikhola.

Cabe destacar que el voluntarioso hizo unas pellas de gofio con agua caliente para repartirlas entre los niños más necesitados y pobres; los cuales por vez primera probaron nuestro gofio con azúcar y quedaron muy contentos. Ni que decir tiene, que este proyecto del gofio canario en Nepal no es cuestión de un día. Es el comienzo de una concienciación cultural, social y religioso.

Por otro lado, y en lo que respecta al sistema sanitario, Cooperación Internacional Dona Vida realizó una importante labor en las aldeas rurales de Pindikhola y Kabilash, especialmente a través de la enfermera, Ana Roja, atendiendo a más de doscientos pacientes en la primera aldea con diversas y múltiples patologías y unas 100 en la segunda. En este sentido hay que destacar la colaboración de todos los voluntarios, incluyendo la del guía y traductor nepalí, Rajendra.

En otro orden de cosas, el voluntariado de Dona Vida fue recibido en su residencia privada por el ministro de Comunicación e Información Tecnológica, Gokul Prasad Baskota. Una reunión, que sirvió para que representantes del Gobierno de Nepal y la Organización canaria intercambiaran ideas y propuestas para llevar ayudas a las aldeas más difíciles de país nepalí. Del mismo modo, Dona Vida hizo llegar a mandatario político su preocupación por los derechos de la mujer, a lo que el ministro respondió: “que se está comenzando a trabajar en ello”.

Días después, y tras la celebración de una Rueda de Prensa en un céntrico hotel (Katmandú Suite Home), la prensa de Katmandú se hizo eco de la labor desarrollada por Cooperación Internacional Dona Vida en las aldeas rurales más difíciles de Nepal, destacando la promoción del gofio de Canarias; el proyecto de un Centro de Salud en Pindikhola y la presencia de un molino de gofio. Cabe destacar, que en la aldea rural de Kabilash, el voluntariado de Dona Vida, junto con una mujer nepalí, hicieron pellas de gofio para repartirlas en las deterioradas aulas, entre los niños más pobres y necesitados. Y de paso, dar a conocer a los respectivos profesores, la importancia y valores nutricionales que tiene nuestro gofio de Canarias.

Un viaje de larga distancia y duración, donde el equipo llegó agotado, pero muy motivado e ilusionado por llevar proyectos de esperanzas para una mejor calidad de vida y salvar muchas vidas humanas en las aldeas rurales más pobres y difíciles de Nepal.

 

 

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme: