Actualidad

Para el sindicato CSIF es una prioridad la protección de las personas trabajadoras frente al coronavirus, para salvaguardar su salud, salvar vidas y combatir la propagación del Covid-19

22.04.2020 | Santa Cruz de Tenerife

La Central Sindical CSIF ha denunciado en el día de hoy a la empresa Leroy Merlín, sede de La Laguna por “poner en riesgo de forma caprichosa a la salud de sus trabajadores y de sus clientes”, con la existencia tras la apertura de su tienda de La Laguna de un posible caso de positivo por Covid-19, y en la que la empresa no ha tomado las medidas suficientes de cara a evitar contagios, tales como protocolos en caso de positivos o emitir información suficiente a los representantes de los trabajadores y miembros del comité de seguridad y salud.

Desde CSIF se ha exigido de forma reiterada el cumplimiento de los protocolos y medidas de seguridad necesarias para garantizar la salud de los trabajadores y trabajadoras, así como que se desarrollen planes de actuación, negociados con la representación sindical, ante la pandemia del COVID-19. Nada de esto se ha hecho por parte de Leroy Merlín La Laguna y La Orotava, poniendo en evidente riesgo a sus trabajadores y trabajadoras.

Para los servicios jurídicos de CSIF, uno de los sindicatos más activos en cuanto a denuncias durante este período de estado de alarma se refiere, “es una prioridad la protección de las personas trabajadoras frente al coronavirus, para salvaguardar su salud, salvar vidas y combatir la propagación del Covid-19, para lo que es indispensable el cumplimiento de las medidas en materia preventiva. Son muchos los trabajadores y trabajadoras que a pesar del estado de alarma han seguido desarrollando su actividad, las próximas semanas serán muchos los que vuelvan a sus puestos de trabajo, y es fundamental que todos ellos cuenten en sus centros de trabajo con unas adecuadas medidas en materia de salud laboral para evitar o minimizar la exposición al riesgo y permitir el desarrollo de su actividad en unas condiciones óptimas de seguridad”.

En este sentido, CSIF recuerda que las empresas y las administraciones están obligadas por ley a garantizar entornos laborales saludables y seguros para salvaguardar la salud de los trabajadores y trabajadoras. El sindicato, como viene haciendo siempre, “seguirá vigilante para asegurar que se cumple con las medidas de prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo, denunciando aquellos casos en los que se detecte algún tipo de incumplimiento”.

Desde los servicios jurídicos de CSIF se asegura que siendo un sindicato de claro talante independiente y a la vez negociador, “hay materias que se deben de exigir, excluyéndose toda negociación, siendo una de ellas, la de la protección de la salud del trabajador, materia ajena de negociación: las empresas deben de cumplir si o si con la salud de sus trabajadores, evitando con todas las medidas posibles los riesgos de contagio”.