Actualidad

La obra solucionará los problemas de evacuación de aguas en la zona del litoral de Radazul y evitará la inundación de la avenida de Colón, facilitando el desagüe del agua de lluvia hacia el mar.

17.06.2016. El Rosario.

El Ayuntamiento de El Rosario ha comenzado la obra de conducción de desagüe de las aguas pluviales en Radazul, un proyecto que ejecuta la empresa Satocan SA y que tiene un presupuesto de 153.835’77 euros. Esta obra resulta imprescindible para solventar los problemas de evacuación de aguas de lluvias en la zona del litoral de Radazul y evitará la inundación de la avenida de Colón, facilitando el desagüe del agua de lluvia hacia el mar.

La obra, que tiene un plazo de ejecución de tres meses, se solventará el desagüe de aguas de lluvia en la zona del parque de La Nea al aumentarse el caudal total que permitirá la nueva red y evitará que la avenida de agua, en caso de fuertes lluvias, arrase una zona del parque de La Nea, ubicado junto a la playa del mismo nombre.

Las áreas de Obras y de Servicios Hidráulicos, que dirigen Manuel Martín y Soledad Negrín, cogestionan un proyecto que consiste en la ejecución de una arqueta de alivio previa a la estación de tratamiento existente en Radazul desde la que partirá una conducción de desagüe a través de la cual se realizará el vertido de aguas pluviales correspondientes al viario de parte de la urbanización de Radazul Bajo. Además, en caso de abundantes lluvias que hagan que se superen los 406 litros por segundo de capacidad máxima de la estación de tratamiento existente, se realizará el vertido por la nueva conducción de desagüe que ahora comienza a ejecutarse.

Cabe recordar que actual la red de desagüe de aguas pluviales resulta insuficiente ante episodios de lluvias de gran intensidad lo que genera que la red no dé abasto ante el caudal de agua que llegan a soportar las conducciones actuales produciendo su desbordamiento. Esta circunstancia había generado importantes destrozos en el parque de La Nea y alrededores debido a las escorrentías de agua por lo que a partir de ahora mejorarán las condiciones de seguridad de evacuación de aguas en una zona tan sensible como Radazul.

La estación de tratamiento del emisario submarino de Radazul tiene una capacidad máxima de desagüe de 406 litros por segundo por lo que, si en caso de lluvias de gran intensidad se produce una incorporación de aguas superior a este valor, genera el desbordamiento de la estación de tratamiento lo que originó, en 2010, que una zona del parque de La Nea se viera prácticamente arrasada por la fuerza del agua.

Por esta razón, se ejecuta un aliviadero previo a la estación de tratamiento de manera que, en ningún caso, los caudales de entrada a la misma sean superiores a la capacidad máxima de desagüe, además de una conducción que evacue los caudales de escorrentía de la zona hasta el mar.

Actualmente, los colectores de saneamiento y pluviales existentes en la urbanización confluyen en un mismo pozo de registro previo a la entrada de la estación de tratamiento por lo que, en un primer lugar, se procederá a la intercepción de dichos colectores, de manera que lleguen por separado a la arqueta de alivio que se va a ejecutar.