Actualidad

El 1 de julio, a las 11´30 de la mañana, nueva ACCIÓN social en la plaza del cristo de Tacoronte para reclamar al Ayuntamiento respuestas y exigirle la gestión ética de las colonias felinas, el método Cer y la dimisión de la concejala Carmela

 

29.06.2021 | Tacoronte

Por Luis E. Fierro.

Son varias las acciones que, cada primer jueves de cada mes, y al inicio del pleno del ayuntamiento, se realiza una concentración y acción social cada vez mayor, en la que mucha gente expresa (también con gran acierto artístico) su enorme rechazo al exterminio de más de 60 gatos callejeros por parte del Ayto. de Tacoronte.

En dicho municipio hay más de 20 colonias felinas alimentadas por los vecinos. El ayuntamiento tiene la obligación de proteger a los animales abandonados, pero su terrible “solución final” ha sido y es el exterminio. La solución ética y correcta debe ser la aplicación del método CER (Captura, Esterilización y Retorno).

Destaca la gran acción de mucha gente que aporta también su expresión artística al paso de los concejales al pleno, con un excelente montaje muy creativo y llamativo : muchas cruces que representan a los muchos gatos asesinados, transportines como ataúdes, fotocopias en color de muchos gatos sobre el suelo y escaleras, pinturas, dibujos y fotos, velas, silbatos y gritos de “miau” con lemas coreados por mucha gente, también exigiendo la dimisión de la responsable concejala Carmela y el rechazo a la empresa Gesplan. Esta nueva acción la realizaremos además con silbatos, para que, por medio de pitos y “miaus”, demos voz a los muchos gatos que ya no están y a los que siguen estando en el punto de mira de este ayuntamiento.

Colectivos defensores de los animales han acusado recientemente al Gobierno de Canarias de presupuestar más de 273.000 euros para contratar a una empresa que capture y ejecute a gatos y hurones asilvestrados. También sigue la polémica por el exterminio de cabras. También se exigen mayores penas, con cárcel, para maltratadores y asesinos de animales. Y también sigue la indignante “tradición” de tener a perros atados de por vida a un mísero metro de cadena perpetua en casas, azoteas, fincas, obras, etc…, con la total permisividad de las Administraciones.

La sentencia del gato Gofio en 2020 es un precedente judicial que obliga a todos los ayuntamientos de las islas a tener convenios en vigor con clínicas veterinarias y protectoras para atender en las debidas condiciones a todos los animales que aparezcan en su territorio. La atención no depende sólo de la buena voluntad de quienes los encuentren, pues la ley es clara y hay que cumplirla, como asegura el fallo judicial del pasado 2020 en el que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 3 de S/C de Tenerife condenó al Ayto. de Garachico a pagar a quienes salvaron a un gato al encontrarlo abandonado en ese municipio en 2018.

Viva la gente que sale de las redes sociales, y de sus casas, para dar vida, color y lucha social a una gran injusticia : NO AL EXTERMINIO DE LOS GATOS.

A LOS GATOS NI TOCARLOS

Presentamos algunas de las claves por las que quienes respetamos a los animales continuamos protestando ante los plenos municipales en defensa de la vida y dignidad de los gatos de Tacoronte, exigiendo que el Ayuntamiento cumpla con sus obligaciones legales y la aplicación de un sistema de control ético y humano (método CER), avalado por la ciencia y por la normativa.

Respuesta ante el maltrato. Cansados y hastiados de tanta desidia y crueldad, un grupo de vecinos de Tacoronte hemos decidido unirnos y formar PBAT/Plataforma Bienestar Animal Tacoronte. Unos desde dentro y otros desde afuera, cada uno aporta su granito de arena luchando por lo que la mayoría de la sociedad considera justo, ético y humano. Hemos sido testigos de cómo se llevaban a más de la mitad de los gatos de la Colonia de Juan Fernández, gatos que a día de hoy, no sabemos ni dónde ni cómo están. Los hemos buscado y los hemos llorado, y finalmente hemos recurrido a abogados especializados para conseguir respuestas y exigir responsabilidades.

Hemos asistido atónitos a la retirada de los refugios y enseres de la Colonia Dakota, impotentes ante el sufrimiento de esos gatos que, desorientados y asustados, no sabían dónde esconderse, mientras los operarios cumplían sus órdenes y arrasaban con las máquinas lo que hasta ese momento era su hogar.

Tenemos documentos en los que el Ayuntamiento impide a una vecina alimentar a los gatos que lleva años cuidando, una señora mayor que se deshacía en lágrimas al contarnos como se llevaban a sus pequeños para no volver a verlos.

¡BASTA YA! Esta situación tiene que terminar. No queremos más muertes, más desalojos ni más acoso, ni más mentiras. El Ayuntamiento tiene la obligación y la capacidad de proteger a los animales sin hogar. Tiene las herramientas y nos tiene a nosotros, que haríamos lo mismo que ahora pero con su apoyo económico y legal.

¿Existe alguna solución?. , hemos trasladado toda la información a los integrantes del equipo de gobierno del Ayuntamiento y de la oposición. Todas estas personas saben perfectamente que la alternativa está a su alcance y puede y debe aplicarse:

La solución más ética y viable es el Método CER (Captura-Esterilización-Retorno). El único método científico avalado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), que cuenta con el apoyo de los veterinarios y con estudios que avalan su éxito y que, además, tiene cabida legal en nuestras obsoletas ordenanzas municipales.

En los siguientes enlaces está a disposición información relevante:

https://avatma.org/2021/06/07/control-de-poblaciones-de-gatos-en-libertad-perspectiva-veterinaria/?fbclid=IwAR33PmrG1hjWUD-yKGKJfMeDiDpgVW6seNtDlzrprHZeraiUl2YtB5v8wSw

https://www.institutodeproteccionanimal.com/es/control-efectivo-de-poblaciones-de-gatos-en-libertad-parte-2-perspectiva-juridica/?fbclid=IwAR0Gnmft0LTHsHis33Rj3VIFlgeDOxMQsP2Vk6PO2Tn9_nqR5k-ef_dR9tw

Con el programa CER, los felinos son capturados, esterilizados (y desparasitados) y retornados a su colonia de origen. Los gatos sociables o las crías que haya en ese momento, serán dados en adopción responsable, mientras que los gatos ferales (no sociables) seguirán viviendo en su colonia (su hogar). Estará debidamente gestionada por una o varias personas, manteniendo la salubridad de la zona y velando por la salud y el bienestar de cada uno de los gatos. De este modo, el número de individuos se reducirá de forma considerable y con ello los atropellos, envenenamientos y las molestias a algunos vecinos, ya que con la esterilización eliminamos el marcaje, el celo y las peleas. Además, las perdidas y abandonos se podrán detectar rápidamente gracias al registro minucioso que se lleva de los miembros que forman la colonia. El programa C.E.R. contribuye a frenar el llamado “efecto vacío”, que es aquel que se produce cuando una colonia es desalojada de su espacio ocupacional y los gatos de las colonias próximas tienden a desplazarse al nuevo espacio libre con el fin de aprovechar los recursos que han dejado los antiguos habitantes, perpetuando la situación de descontrol.

Es por ello que, lejos de solucionar el problema, la eliminación o traslado de colonias, además de suponer una constante inversión económica y de mano de obra, sólo da lugar a que nuevos individuos se hagan con el control del territorio disponible tras el paso del tiempo. El método de captura y sacrificio no sólo es un método desconsiderado que atenta contra el bienestar animal, sino que además se ha mostrado totalmente ineficaz para evitar la sobrepoblación de las colonias felinas. Esta situación, además, suele suponer también un grave daño a la imagen de los ayuntamientos, ya que provoca molestias y más denuncias entre los vecinos afectados por su inefectividad. Es por ello que cada vez en más lugares se están desechando los procedimientos de traslado o sacrificio y siendo sustituidos por la implantación de una gestión ética y sanitaria.

Por un mundo mejor. Por los gatos, porque respetamos la vida, por nuestros vecinos y porque queremos una mejor convivencia, Por todo esto nos concentramos cada día de pleno, los primeros jueves de mes y lo seguiremos haciendo hasta que cumplan con su obligación legal y moral. Lo que pedimos es justo y sencillo: gestionar de forma ética las colonias felinas, trabajar con el Método CER uniendo fuerzas y recursos, remando en una misma dirección Ayuntamiento, veterinarios, juristas especializados en derecho animal, vecinos y protectoras. Si te identificas con nuestra lucha, si tu corazón se encoje cada vez que ves un animal sufriendo, si quieres mostrarnos tu apoyo, puedes acompañarnos este jueves 1 de julio a las 11´30 horas en la Plaza del Cristo de Tacoronte.

Gandhi dijo que “la grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que se trata a sus animales”.

Imagen: Luis E. Fierro | CEDIDA