Actualidad

El mandatario municipal defiende la "plena vigencia" de la Declaración de los Derechos Humanos, en coincidencia con su 70 aniversario

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, destacó hoy el carácter liberal y tolerante de la ciudad frente al fanatismo o las pulsiones extremistas y defendió la plena vigencia de la Declaración de los Derechos Humanos.

Bermúdez presidió en el Salón de Plenos municipal un acto organizado por Cruz Roja, en colaboración con la Corporación capitalina y la Fundación CEPSA, para conmemorar el 70 aniversario de la Declaración y promover el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la UNESCO.

Al encuentro asistieron la presidenta provincial de la organización humanitaria, Mayte Pociello, y la responsable de la Fundación de la compañía, Belén Machado, así como la catedrática de Derecho Internacional Público de la UNED y miembro de la Comisión de Derecho Internacional de Naciones Unidas Concepción Escobar, quien abrió la jornada con una conferencia.

El alcalde aseguró durante su intervención que desde la aprobación de la Declaración  se ha avanzado mucho, "pero que hay que seguir trabajando día tras día por el ejercicio pleno y efectivo de los Derechos Humanos, porque ha sido tanto lo conseguido como tanto lo que queda aún por hacer".

Bermúdez alertó sobre diversas amenazas que, a nivel global, se ciernen sobre estos principios y reivindicó el compromiso de Santa Cruz "a favor de unos ideales que nos dignifican como pueblo".

En este sentido, dijo que "elegimos la democracia frente al totalitarismo; la justicia frente a la arbitrariedad; la razón frente al dogmatismo y la libertad frente al fanatismo".

"Santa Cruz –prosiguió el alcalde- ha sido siempre un lugar de encuentro de culturas y gentes diversas, de personas; una ciudad que defiende un ideario puesto al servicio de la comunidad en favor de la tolerancia, el humanismo y el amor a la vida". 

En atención a esas circunstancias y su carácter liberal, Bermúdez insistió en que la ciudad seguirá fiel a esos principios, "como también contribuiremos en avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Milenio, que hoy también reivindicamos: con visión global, pero desde la actuación local".

A este respecto, precisó que el Desarrollo Sostenible "solo tiene sentido si contribuye al progreso de las personas y consagra el respeto a su dignidad", por lo que "de nada nos valdría contar con la ciudad más pulcra, eficiente o aséptica si la vida en ella no se desenvuelve bajo todos los principios que hoy estamos conmemorando".

"Santa Cruz y todos los chicharreros preferimos seguir luchando por un modelo de ciudad cada día más humana y más humanizada", concluyó.