Actualidad

Para Antonio Hernández, alcalde del municipio, es “una absoluta vergüenza lo que está pasado con la playa, y como han toreado a los vecinos -y a un servidor- desde el Cabildo Insular con promesas incumplidas y reiteradas mentiras”

05.09.2018. La Guancha

Para el alcalde guanchero, “desde que costas decretara el cierre de acceso a este importante enclave, poco o nada se ha avanzado para su reapertura efectiva” y continúa “No quiero hacer una lectura electoralista de las promesas realizadas a los vecinos, pero sin duda se ha estado jugando con nosotros desde entonces”. La playa de Santo Domingo es un punto destacado para el buceo y el esparcimiento de la costa Norte de la Isla, además de uno de los escasos puntos de Tenerife donde está autorizada, con limitaciones, la pesca submarina.

El regidor municipal tacha la reciente visita del presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Carlos Alonso, de “paripé político con los vecinos de Santo Domingo” y además “con la anuencia y permisividad del anterior grupo de gobierno de Coalición Canaria”. Antonio Hernández recalca que “solo hay que echar un vistazo a la hemeroteca y ver como las palabras y las promesas han quedado solo en eso, en papel mojado”. Así, continúa, “asistimos a un baile de datos, cifras donde el Cabildo prometía antes de las elecciones la ejecución inmediata de los trabajos de la segunda fase y que éstos durarían solo un mes”. Y sigue aclarando, “o el escenario inmediatamente posterior a las mismas, con un partido diferente al frente de este consistorio, donde dicha fase duraría 14 meses y se tendrían que realizar otros estudios...”

Subraya el alcalde que “tampoco concebimos el cambio del área encargada de la ejecución de dicha obra, pasando de Planificación Territorial (CC) al área de Cooperación Municipal (PSOE), en una estrategia que sigo sin entender, al igual que mis vecinos, que me reclaman de una vez por todas soluciones efectivas”.

En este sentido, sigue manifestando el primer edil, “hemos comprobado que no existe la más mínima intención de ayudar y resolver este problema nada más y nada menos que once años después. Hoy por hoy, todo es incertidumbre tanto en la inversión real como incluso en el área del Cabildo Insular que ha de ejecutar esta esperada obra”. Y termina el alcalde, “solo espero que, de una vez por todas, sin mirar el color político puesto que como alcalde represento a todos y cada uno de los habitantes de mi municipio, se tenga la altura de miras para solucionar este importante problema y se deje ya de engañar a los vecinos”.

“Vista la nula gestión del Cabildo Insular en un problema tan importante como este, y que ha condenado la costa de mi municipio, es hora de plantear soluciones urgentes. Estoy convencido que, de no haber estado consignado el presupuesto y el proyecto de esta fase en el Cabildo, el Ayuntamiento ya hubiera resulto este problema con muchas más diligencia”.