Actualidad

Se declara la Situación de Alerta Máxima en su zona forestal por riesgo de incendio.

Las Palmas de Gran Canaria, 4 de agosto de 2016.

El Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria, a través del Plan de Emergencias Municipal de Las Palmas de Gran Canaria (PEMULPA), declara la Situación de Alerta Máxima en su zona forestal por riesgo de incendio, que estará vigente a partir de las 8.00 horas de mañana viernes, 5 de agosto, al igual que la Alerta por altas temperaturas en todo el término municipal.

Esta activación responde a la declaración del Gobierno de Canarias de Alerta Máxima por riesgo de incendio forestal en las islas occidentales y Gran Canaria, y de situación de Alerta por temperaturas máximas en el Archipiélago a partir de mañana.

La Unidad Técnica de Seguridad y Emergencia municipal ha convocado a los miembros del Centro de Coordinación (CECOPAL) para analizar los distintos aspectos relacionados con dichas declaraciones.

Entre las instrucciones y recomendaciones relacionadas con la Alerta Máxima por riesgo de incendio forestal, se señala que queda prohibido hacer fuego, tanto quema de rastrojos, como hogueras y barbacoas, así como tirar voladores o utilizar otro material pirotécnico fuera de la zona urbana, o cerca de zonas agrícolas y forestales, ni tan siquiera en las áreas recreativas habilitadas a tal efecto, aunque cuenten autorización previa, en cuyo caso quedan suspendidas, todo ello en sintonía con las recomendaciones elaboradas por el Gobierno de Canarias y el Cabildo Insular de Gran Canaria.

En caso de vientos fuertes y altas temperaturas, se indica también que hay que abstenerse de encender fuego en el exterior, ni siquiera en barbacoas, jardines o parcelas privadas.

Se recomienda, igualmente, no tirar cerillas, fósforos o colillas, papeles, plásticos, vidrios o cualquier tipo de residuo o material combustible susceptible de originar un incendio, ni usar en las zonas forestales desbrozadoras, motosierras, grupo de soldadura o amoladora.

Así mismo, se informa a la ciudadanía que en épocas de riesgo de incendios, para adentrarse en el monte o barrancos es conveniente conocer bien el terreno, las vías de comunicación, caminos alternativos y procurar caminar siempre por zonas de gran visibilidad y avisar al teléfono de emergencias 112 si se ve un incendio. En ese caso, además, observar la dirección del fuego y prever rápidamente una vía de escape. Si el foco es pequeño, se debe tratar de apagarlo batiéndolo con ramas, echándole agua o tierra. Si no es posible hay que evitar correr ladera arriba y, tratar de alejarse bajando por las zonas laterales, y en sentido contrario al viento. Si es posible, hay que dirigirse a zonas desprovistas de vegetación o ya quemadas y no huir hacia hondonadas o barrancos. Siempre vigilar la dirección del viento y sus posibles cambios.

Si hay humo en la zona, se debe tapar la boca y la nariz con un pañuelo húmedo y beber mucho líquido. Ademas, no se debe intentar atravesar a pie o en vehículo las zonas con fuego o humo, porque la falta de visibilidad podría provocar accidentes.