Actualidad

La concejalía de Accesibilidad atiende la demanda de los usuarios y pone a disposición de Cruz Roja el vestidor en el acceso número 1, garantizando la dignidad del servicio

 

26.02.2021 | Santa Cruz de Tenerife

La playa de Las Teresitas cuenta desde esta semana con dos cambiadores de asistencia para personas con discapacidad o movilidad reducida, al haberse habilitado a tal efecto el acceso número 1. De tal forma, el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Accesibilidad, pone a disposición del prestador del servicio de asistencia al baño adaptado, Cruz Roja, de un vestuario que se une al ya existente en el acceso 10.

El concejal del área, Javier Rivero, destacó que la habilitación de este cambiador “seguimos profundizando en las mejoras a las que nos comprometimos con los colectivos y usuarios, de cara a avanzar en la accesibilidad universal de Las Teresitas”. “Este vestidor lo utilizarán las personas con discapacidad que vienen a Las Teresitas, bien a través de Cruz Roja desde sus domicilios, o bien de manera autónoma”, recordó el edil.

El Consistorio, con esta sencilla acción, atiende una demanda histórica de usuarios y colectivos, como señal del compromiso para la mejora del servicio, priorizando la dignidad de las personas. “Estamos en permanente contacto con los colectivos para poder prestar un mejor servicio en Semana Santa, que es la mejor forma de prepararnos para la llegada del verano. Nuestra firme intención es que la playa sirva para que las personas con discapacidad o movilidad reducida puedan disfrutar como el resto de usuarios”.

Desde esta semana, la utilización de los vestidores de los accesos números 1 y 10 continúan garantizando la prestación del servicio de asistencia al baño que, financiado por el Ayuntamiento, se presta en la playa de Las Teresitas por Cruz Roja. El transporte adaptado hasta la playa está a disposición de quienes lo soliciten y solo tienen que ponerse en contacto con Cruz Roja, que organiza los traslados y el recorrido. Cuentan con vehículos adaptados que pueden llevar hasta siete personas por trayecto.

Todos ellos podrán disponer, si así lo necesitan, de la compañía de una persona que los acompañe en esta tarea en el caso de que no sean totalmente autónomos dentro del agua. Consiste en un acompañamiento personalizado durante todo el tiempo de duración del baño adaptado. Se pondrán en marcha distintas actividades de ocio y tiempo libre de estimulación física y cognitiva promoviendo así la mejora de su calidad de vida y la de su entorno.


 

Imagen: Playa de Las Teresitas | CEDIDA