Actualidad

La concesionaria de este aparcamiento público tendrá un plazo de seis meses para hacer las obras de mejora exigidas y de 10 días para presentar alegaciones.

31.05.2016. Santa Cruz de Tenerife.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó hoy la instrucción de un expediente sancionador contra la empresa que gestiona el aparcamiento público situado en la avenida Tres de Mayo. El Consistorio ha decidido iniciar los trámites debido a que la compañía adjudicataria, Inversiones Parque SA, podría haber incurrido en una infracción muy grave al no ejercer directamente la explotación y haberla traspasado sin previa autorización municipal.

El informe elaborado por el área de Servicios Públicos recoge que tanto en abril de 2014 como en febrero de 2016, se realizó una inspección tanto del aparcamiento público como del que pertenece a la empresa El Corte Inglés. Dicho documento establece que el primero de ellos, situado bajo la plaza, como el segundo, instalado bajo el edificio de El Corte Inglés, “están interconectados en todas las plantas, sin que se aprecie, a primera vista, una diferenciación clara entre lo público y lo privado”.

Los técnicos, de igual manera, constataron que el acceso de los vehículos a ambos aparcamientos es común y que el de las personas se realiza por dos escaleras protegidas que desembocan en la plaza pública. “Una de las escaleras está cerrada en sentido de entrada, pero está habilitada para usar en sentido de salida, al ser necesaria para la evacuación en caso de incendio. La entrada por esta escalera se encuentra anulada debido al mal estado que presenta por las humedades existentes en el forjado de la plaza, que también afectan a uno de los ascensores que, igualmente, se encuentra fuera de uso”.

El documento elaborado por los técnicos municipales establece que los problemas de humedad “procedentes del forjado de la plaza superior, están generando un grave deterioro de la estructura del edificio y, a medio plazo, podrían provocar la oxidación de las armaduras de las vigas. Esto supondría una pérdida de la capacidad portante de los elementos estructurales afectados, por lo que se debe proceder a la reparación inmediata de la impermeabilización de la cubierta”.

Por todo ello, el Consistorio comunicará a la empresa adjudicataria del aparcamiento que la comisión de esta infracción “puede dar lugar a la resolución del contrato, de conformidad con la propuesta resolución que se formule a la vista de los documentos y alegaciones que figuren en el expediente y con sujeción a los principios que inspiran el ejercicio de la potestad sancionadora”.

De igual manera, el Consistorio ha instado a la empresa concesionaria a que presente, en el plazo máximo de 15 días, un cronograma para corregir las humedades existentes, así como la separación de las instalaciones del suministro de agua y electricidad de ambos aparcamientos”. También requiere la presentación de “un plan de autoprotección del aparcamiento público” y que proceda a la reparación “de la puerta contraincendios y al cierre de los huecos que se han realizado en los tabiques de separación entre los dos aparcamientos con material resistente al fuego”.

También será necesaria la “retirada del material acopiado de la oficina que se encuentra a la entrada del aparcamiento, ya que no permite el acceso a los cuadros de protección eléctrica”. De igual manera, establece la supresión “del aparcamiento público de los carritos depositados por El Corte Inglés”. Todas estas medidas deberán ser realizadas en un plazo inferior a seis meses.

En el acuerdo adoptado hoy martes también se establece la habilitación de un periodo de 10 días hábiles para que tanto Inversiones Parque SA como El Corte Inglés puedan presentar las alegaciones que consideren oportunas.