Actualidad

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha acordado hoy ampliar las medidas de control del coronavirus Covid-19 a través de un paquete de medidas sociales y de contención, a las que además se suman otras de orden económico

16.03.2020 | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha acordado hoy ampliar las medidas de control del coronavirus Covid-19 a través de un paquete de medidas sociales y de contención, a las que además se suman otras de orden económico.

 

En concreto, la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, ha firmado esta misma tarde un decreto destinado a ampliar la medidas ya adoptadas por la Alcaldía el pasado viernes y con el fin de paliar los efectos de la confinación de la población en sus domicilios por la limitación de libertad de movimiento ambulatorio decretadas por el Estado y que mantiene cerrados la práctica totalidad de los locales y establecimientos comerciales del municipio.

En primer lugar se establece un paquete de medidas de orden social que recogen la implantación de recursos complementarios para personas sin hogar que garanticen el cumplimiento de las condiciones de seguridad y salud, determinándose como primera opción el pabellón Paco Álvarez, donde hoy mismo se van a preparar 25 plazas alojativas, gracias a la colaboración de Cruz Roja y con la financiación compartida al 50% entre el Ayuntamiento capitalino y la Dirección General del Derechos Sociales del Gobierno de Canarias.

Además, se garantiza el suministro de energía eléctrico y de agua a los hogares de Santa Cruz, y se establece un sistema de localización telefónica de las personas mayores que viven solas y sin autonomía suficiente para facilitares el acceso a la compra de alimentos de primera necesidad y medicamentos.

Respecto a las medidas de soporte económico, el Consistorio dictamina que una vez acordada la tramitación de emergencia de todos los contratos relacionados con la emergencia sanitaria Covid-19, se proceda por todas las áreas del Ayuntamiento a realizar las contrataciones que resulten necesarias para atender la emergencia y sus efectos.

Además, se estudiará el aplazamiento y/o suspensión del cobro de tributos y recibos municipales para la paliar el impacto de las medidas de contención en la economía de los vecinos y vecinas pero también de las pequeñas y medianas empresas y de los autónomos, con los requisitos que se establezcan, así como agilizar de forma inmediata todos los trámites necesarios para el pago de facturas pendientes de cobro a los diferentes proveedores para facilitar su liquidez.

Creación de un Observatorio Municipal de Impacto Social y Económico del Covil-19, el cual evaluará el impacto económico que está suponiendo al comercio minorista la no realización de las actividades suspendidas por el R.D. 463/2020.

En este sentido se creará un canal para facilitar la información de ayudas a pymes y autónomos que establezca el Ayuntamiento y de otras administraciones públicas, además de que se abrirá una línea de ayudas a pymes y autónomos cuya actividad se haya visto afectada por las medidas de contención.

Respecto al sector del taxi y a las concesionarias municipales (kioskos, cafeterías en espacios públicos, instalaciones deportivas, etc… se establecen medidas específicas de apoyo, así como estudiar la posibilidad de ampliación o suspensión de plazos de ejecución.

Respecto a la ampliación de las medidas de contención de propagación del coronavirus, el Consistorio ha acordado suspender toda la programación cultural de Semana Santa en los espacios públicos, así como la suspensión de las visitas a los cementerios.

Finalmente, dentro de las medidas de organización, limitar el acceso a todas las infraestructuras esenciales del ciclo integral del agua, reducir al 50% las licencias del taxi durante el Estado de Alarma y reforzar la limpieza de la ciudad con baldeos desinfectantes en zonas sensibles.