Actualidad

El perímetro del incendio se ha dado por estabilizado en todos sus frentes en la mañana de hoy.

08.08.2016. Santa Cruz de La Palma.

El presidente del Cabildo Insular de La Palma, Anselmo Pestana, acompañado por la consejera de Seguridad, Carmen Brito, y el consejero de Medio Ambiente, Juan Manuel González, ha anunciado hoy que la primera institución insular adoptará medidas urgentes destinadas a preservar la seguridad y evitar peligros en la zona afectada por el incendio durante el próximo invierno. El perímetro del incendio se ha dado por estabilizado en todos sus frentes en la mañana de hoy.

“El Cabildo activará medidas de emergencia de mejoras de algunas infraestructuras. Llevamos dos años de sequía y hay que estar muy pendientes de la evolución de las zonas afectadas por el incendio. Tenemos que mejorar las infraestructuras para evitar en la medida de lo posible que este invierno tengamos desgracias personales como consecuencias de riadas”, ha asegurado Anselmo Pestana.

El presidente del Cabildo ha anunciado reuniones para planificar obras de emergencia dirigidas principalmente a encauzamientos y a evitar la erosión del terreno. “Se ha perdido la cubierta vegetal en un área muy extensa, y a poco que lleguen lluvias copiosas a esta zona, podríamos encontrarnos con riesgo de inundaciones que afecten a viviendas e infraestructuras públicas”.

Anselmo Pestana ha recordado que el incendio que desde el pasado miércoles afecta a la Isla abarca una extensión de entre 4.500 y 5.000 hectáreas, lo que representa el 7 por ciento del territorio insular. Preguntado por la afección medioambiental, el presidente del Cabildo ha señalado que “la mayoría del terreno forestal era pinar, lo cual supone una pequeña ventaja, al ser el pino canario una especie resistente que, en general, se recupera bien de los incendios”.

Pestana se ha mostrado partidario de que en las Islas Canarias se establezca una base permanente de hidroaviones. En este sentido, Anselmo Pestana ha reseñado el hecho de que la mitad de la superficie afectada en los últimos 20 años por incendios en las Islas Canarias ha sido de la Isla de La Palma.