Actualidad

El presidente insular, Pedro Martín, que ha declarado la lucha contra esta especie servicio esencial, ha indicado que “estamos teniendo muy buenos resultados y para evitar que la termita siguiera extendiéndose había que llevar a cabo esta declaració

31.03.2020 | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Tenerife continúa con los trabajos de erradicación de la termita subterránea en el norte de la isla, tal y como explica la consejera del área de Medio Natural y Seguridad, Isabel García, quien aclara que se ha hecho a través de un decreto firmado por el presidente de la corporación insular, Pedro Martín.

El presidente considera que los trabajos del tratamiento para el control de la especie invasora termita subterránea (Reticulitermes flavipes) están considerados servicios esenciales en el ámbito del Cabildo Insular de Tenerife a través de un decreto complementario al que publicó el Gobierno de España el pasado domingo donde restringía aún más las actividades permitidas.

Estos trabajos en curso, gestionados y realizados por la empresa pública TRAGSA, se llevan a cabo en los municipios de Tacoronte y San Cristóbal de La Laguna, y se consideran de especial importancia dada la magnitud del problema de la existencia de esta especie exótica invasora en algunas zonas de ambos municipios.

“Una vez hemos empezado, a principios de año, con el proyecto de erradicación y control de las termitas, y puesto que ya estaba en marcha el proceso de instalación de cebos con biocidas y estacas de control en el perímetro identificado, hemos considerado que no era viable pararlo, ya que interrumpir estos procesos daría al traste con todo el desarrollo de la actuación, y en breve habría que comenzar de nuevo, con el consiguiente perjuicio de que la termita siguiera extendiéndose”, ha indicado el presidente insular Pedro Martín.

El personal de TRAGSA, siete personas en campo y tres en la oficina, destinado a ejecutar estos trabajos continúa realizando sus funciones teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad y distancia social establecidas, asegurando así que no tendrán contacto con otras personas mientras dure su jornada laboral y actuando equipados con sus correspondientes EPI.

Por su parte la consejera destaca “los buenos resultados que estamos empezando a tener y la cantidad de viviendas que ya hemos inspeccionado, visitas que se retomarán una vez superado el estado de alarma”.