NOVEDADES

El Cabildo de Tenerife entrega el título de Hijo Adoptivo de la Isla a Jaime Azpilicueta.

20-02-2017   19:02:20   Tagoror Digital

La Corporación insular destaca su generosidad, talante abierto y profundo amor demostrado durante muchos años a esta Isla y a su gente.

20.02.2017. Santa Cruz de Tenerife.

El Cabildo de Tenerife entregó hoy [lunes 20], el título de Hijo Adoptivo de la isla a Jaime Azpilicueta, director teatral. Esta distinción honorífica le ha sido concedida como “reconocimiento a su trayectoria humana y profesional por su generosidad, talante abierto y profundo amor demostrado durante muchos años a esta isla y a su gente”. Azpilicueta ha defendido sus valores, idiosincrasia y personalidad allá por donde fuera, y eso le hace merecedor de la concesión de este título, como lo atestiguan las numerosas adhesiones de colectivos y personalidades significativas del mundo de la cultura popular de la isla.

El presidente Carlos Alonso calificó la relación entre Jaime Azpilicueta y el Carnaval de Santa Cruz como “una historia de amor”, porque con él la Gala “creció como espectáculo sin traicionar el espíritu de un pueblo que roba tiempo a su descanso para ensayar”. Su secreto –dijo Alonso- ha sido conectar con la fiesta y con su gente. “Transformar un espectáculo de color en un desfile brillante y emotivo, con un guión en el que las palabras más importantes son la ilusión y la sonrisa”.

El presidente insular indicó, además, que “nos hacen falta más ilusionistas como Jaime y como Manuel Hermoso (alcalde de Santa Cruz de Tenerife entre 1979 y 1991), capaces de movilizar por el bien común, que pierden su tiempo sonriendo a todos, que crean una ilusión que moviliza el mundo y que te convencen de que todo es posible”.

Jaime Azpilicueta recibió emocionado y sin poder contener las lágrimas esta distinción y aseguró que no ha sido él quien le ha dado tanto a la Isla. “La Isla me lo ha dado a mi”. El recién nombrado Hijo Adoptivo de Tenerife reconoció la grandeza, la calidad humana y la entrega de la gente de este pueblo. “Sin ustedes no existe nada”, dijo.

Carnaval y musicales

Con un curriculum de una altura artística incuestionable, tanto por su calidad como por su variedad, Jaime Azpilicueta es un hombre sencillo, afable, generoso y humilde que recaló en la isla en 1988 para dirigir su fiesta más importante, el Carnaval, en la santacrucera Plaza de Toros. Fueron años de aprendizaje junto al maestro teatral e innumerables técnicos y voluntarios de todas las especialidades empezaron a afrontar trabajos de forma profesional.

Su labor al frente de las fiestas más populares supuso una revalorización de la misma con fórmulas que aun se mantienen transcurridas casi tres décadas. Esta tarea ha permitido que surgiera una cantera de profesionales del espectáculo ligados a la fiesta que hoy en día desarrollan su actividad profesional en el mundo del espectáculo en la isla, aumentando sus saberes y transmitiendo generosamente sus conocimientos teatrales probados en su currículum.

Bajo su dirección la gala se abrió a una mayor participación del pueblo, saliendo de la Plaza de Toros a la Plaza de España, cambió la estructura del Carnaval pasando todos los concursos a momentos previos a la Gala, que era la culminación de todo el proceso participativo de las agrupaciones, murgas, comparsas y rondallas antes de la explosión de la fiesta en la calle. También cambió el formato del espectáculo estableciendo una temática central, con una gran obertura, controlando los ritmos y los tiempos de intervención, creando bloques de presentación de las candidatas a Reina. Este formato no sólo se sigue respetando actualmente sino que ha sido adoptado por las galas de Carnaval en todo el archipiélago. Su faceta como director abarcó nueve intensos años.

En 2011 se abre otra etapa. Además del Carnaval, Jaime Azpilicueta ha ayudado a crear una línea de trabajo sobre teatro musical que está desarrollando el Auditorio de Tenerife con una acumulación de talento canario que encuentra en esta disciplina artística una salida profesional y la posibilidad de desarrollar una industria creativa en torno a este lenguaje artístico.

La experiencia y conocimiento del teatro musical le lleva al Auditorio de Tenerife para dirigir el estreno nacional de una nueva puesta en escena de ‘Sonrisas y lágrimas’, de la compañía SOM Produce y, al año siguiente, el estreno nacional de ‘My Fair Lady’. Ambas producciones, generadas en el Auditorio y con la asistencia de todo el equipo técnico y de producción abre la puerta para que el Cabildo de Tenerife decida abordar en 2014 la primera producción de un musical en formato escénico grande que se genera en la isla con cantantes, elencos, coros y figurantes, técnicos, diseñadores de vestuario, escenógrafos, iluminadores, maquilladores, bailarines, técnicos de producción, regidores, attrezzistas y figurinistas canarios, además de un sistema de producción que diseñó, construyó y elaboró tanto la escenografía como el vestuario del musical.

El éxito de público sirvió para establecer vínculos duraderos con la mayor gestora de derechos de autor del mundo que valoró la profesionalidad del trabajo realizado y, sobre todo, la dirección de Jaime Azpilicueta, propietario de los derechos para la lengua castellana de las adaptaciones y letras de innumerables musicales que ha cedido generosamente a Auditorio de Tenerife.

Este proceso continúa en 2015 con el montaje completamente realizado en Tenerife del musical ‘Evita’, de Andrew Lloyd Weber, que pone a prueba la solvencia artística y técnica del elenco completo de este musical, así como de las empresas y técnicos de la isla. En esos días, ‘Evita’ se estrena en temporada en Madrid, siendo el primer musical canario que logra este hito, con gran éxito de crítica y, por ahora, de público, así como alto interés de otros teatros para realizar una gira por España.

La llegada a Tenerife de Jaime Azpilicueta en 1988 para dirigir el Carnaval supuso el idilio de este donostiarra con la isla. Su labor al frente de las fiestas más populares supuso una revalorización de la misma con fórmulas que aún se mantienen transcurridas casi tres décadas. Esta tarea ha permitido que surgiera una cantera de profesionales del espectáculo ligados a la fiesta que hoy en día desarrollan su actividad profesional en el mundo del espectáculo en la isla, aumentando sus saberes y transmitiendo generosamente sus conocimientos teatrales probados en su currículum.

Además del Carnaval, Jaime Azpilicueta Pérez ha ayudado a crear una línea de trabajo sobre teatro musical, que está desarrollando el Auditorio de Tenerife, con una acumulación de talento canario que encuentra en esta disciplina artística una salida profesional y la posibilidad de desarrollar una industria creativa en torno a este lenguaje artístico.

Biografía y trayectoria profesional

Jaime Azpilicueta nace en la ciudad de San Sebastián en 1941. Desde muy pronto orientó sus intereses hacia el mundo de las artes en una época de enorme represión hacia la actividad cultura. En el Conservatorio de su ciudad natal cursa estudios de Arte Dramático con altas cualificaciones, especializándose prácticamente en todas las disciplinas teatrales: dirección, interpretación, escenografía, dramaturgia, iluminación y caracterización. A los 18 años debutó como actor y en breve fue elegido director del Teatro Universitario de Guipuzcoa.

Desde este puesto presentó en París varios montajes de jóvenes autores españoles, lo que supuso un gran escándalo de las autoridades políticas de la época que le generaron muchos problemas para continuar su labor en su ciudad.

En 1964 se traslada a Madrid para desarrollar su carrera profesional y alterna trabajos tanto teatrales como para televisión. En teatro, dirige en estos años más de 120 montajes que abarcan las más diversas épocas y tendencias, desde los clásicos griegos a la vanguardia francesa, pasando por Sófocles, Lope de Vega, Shakespeare, Goldoni, Strindberg, Arthur Miller, Camus, Ionesco. Al mismo tiempo, comienza a trabajar como diseñador de vestuario en la exitosa serie Historias para no dormir de Ibáñez Serrador.

Como autor dramático ha estrenado obras suyas en diversos países, como ‘Desnudos en Central Park’ que permaneció dos años en cartel. Ha escrito más de 80 programas musicales y dramáticos para Antena 3, Televisión española y Radio Nacional donde mantiene un programa de teatro desde hace cinco años.

Su comedia ‘Sé infiel y no mires con quién’, adaptación de un vodevil de John Chapman y Ray Cooney, es una de las mayores recaudaciones en la historia del teatro y el cine de España y el récord absoluto de permanencia en la escena española. Otras comedias sobre los escenarios incluyen el montaje de ‘Sola en la oscuridad’ (1967) y ‘La jaula de las locas’ (1977), de Jean Poiret.

En cuanto al teatro musical, es el responsable de grandes éxitos como ‘Jesucristo Superstar’ (dos versiones), ‘Let my people come’, ‘Yo quiero a mi mujer’, ‘Barnum’, ‘Evita’, ‘Sonrisas y lágrimas’, ‘A Chorus Line’, ‘Nunsense’, ‘Fama’ (estrenada en México y presentada en República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela, Colombia y finalmente en Buenos Aires), ‘Victor/Victoria’, ‘My Fair Lady’, etc. Ha sido nominado varias veces a los premios Max y al mejor director en los premios ADE de la Asociación de Directores de Escena.

Entre los galardones conseguidos por sus más de 160 obras dirigidas se encuentran los más prestigiosos en Europa y América, siendo uno de los últimos el otorgado por la Asociación de Críticos de Nueva York al mejor director por su espectáculo ‘The way we are’ presentado en el Lincoln Center.

 

FOTOGRAFÍAS


 

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2016, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL