Actualidad

La consejera de Medio Natural y Seguridad, Isabel García, indica que las personas interesadas también podrán solicitar el permiso a través de las diferentes sociedades de cazadores”

28.04.2020 | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Tenerife, a través del Área de Gestión del Medio Natural y Seguridad que dirige la consejera Isabel García, ha emitido con motivo del estado de Alarma dictado por el Gobierno de España, una resolución de las normas que regulan la obtención de licencias de caza para el 2020. De la misma manera, con carácter excepcional para el año 2020 las licencias de caza expedidas por el Cabildo Insular de Tenerife en el año 2019 se consideran como documento válido para ejercer la actividad de adiestramiento cinegético en las zonas y períodos autorizados en Tenerife.

Estas nuevas normas establecen dos vías para el trámite de dichas autorizaciones: por sede electrónica y a través de los registros, indicando que debido al actual estado de alarma no se resolverán de manera inmediata como venía siendo habitual. De la misma manera, y como novedad frente a los procesos y procedimientos vigentes hasta ahora, los títulos acreditativos de las licencias otorgadas se emitirán en formato de documento electrónico para facilitar su envío, por lo que las personas interesadas podrán llevar dicha licencia en sus teléfonos móviles.

El Cabildo Insular de Tenerife tramita anualmente en torno a 6000 licencias de caza, las cuales suelen ser presentadas directamente en los registros de la Corporación insular por las personas interesadas, o bien a través de sociedades de cazadores colaboradoras que actúan en calidad de representantes. Debido a las circunstancias derivadas de la declaración del estado de alarma, y tras la declaración de una serie de restricciones a la libertad de movimiento y circulación de las personas desde el Área de Gestión del Medio Natural y Seguridad se ha considerado procedente arbitrar los cauces correspondientes que permitan continuar prestando el servicio de expedición de las licencias de caza con unos adecuados parámetros de calidad, garantizando la seguridad de las personas y evitando desplazamientos innecesarios sustituibles por el uso de las nuevas tecnologías y de la Administración Electrónica.

Con estas nuevas normas se asegura una gestión más eficaz de la tramitación de estas licencias y se adapta el proceso a la administración electrónica y, además, las personas que lo deseen pueden continuar tramitando sus licencias a través de las sociedades de cazadores, teniendo en cuenta dos cosas, que el trámite ya no será inmediato y que el “carné” que se les expedía será sustituido por un documento electrónico.