Actualidad

La medida pretende duplicar el número de vehículos que cumplan con este requisito y reitera el apoyo a los que prestan este servicio en la actualidad.

14.09.2016. Santa Cruz de Tenerife.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife recuerda que, en los presupuestos del presente año, existe una partida de 50.000 euros para mejorar la dotación actual de taxis adaptados que ofrecen su servicio en la capital. Esta medida pretende duplicar el número de vehículos que cumplen en la actualidad con este requisito y apoyar a los que ya realizan esa labor.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, indicó que Santa Cruz “cuenta en la actualidad con tres taxis de estas características que, por ejemplo, disfrutan de otras exenciones como la de no afectarles la restricción del día de parada obligatorio que sí funciona para el resto de las licencias convencionales”.

Arteaga reconoció que los taxistas “no son muy partidarios de adaptar sus vehículos por iniciativa propia y esperan las ayudas de la administración para adaptarlos. De hecho, algunas de las ayudas aprobadas por el Ayuntamiento de Santa Cruz para esta materia han quedado desiertas. Este año, en cambio, se ha presupuestado la cantidad de 50.000 euros con la intención de mejorar el apoyo al taxi adaptado. Con ella, pretendemos duplicar el número de taxis adaptados en la capital y también seguir apoyando a los que ya realizan este servicio hoy en día”.

El edil agregó que, en esta ocasión, se ha querido ser un poco más ambicioso y que el área de Servicios Públicos “lleva meses trabajando en la puesta en marcha de un nuevo programa de apoyo al transporte público de Anaga. Se trata de un sistema complementario de transporte urbano adaptado a la demanda de las personas con movilidad reducida. La intención es realizarlo en taxis accesibles de uso compartido. Los técnicos se encuentran ultimando unas bases que no tienen referencia alguna en el panorama nacional”.

“Hasta entonces –prosiguió Arteaga--, las incidencias diarias deben resolverse en el ámbito de la programación de los servicios y de la colaboración existente entre los taxis adaptados de Santa Cruz y La Laguna, donde existen otros 6 taxis adaptados que han venido colaborando con los de la capital a la hora de coordinarse y complementar este servicio. Es cierto que, recientemente, los taxistas de La Laguna con vehículos adaptados han rechazado prestar estos servicios y creemos que aún es posible colaborar para tratar de modificar esta decisión”.

Ante la demanda existente, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife estudia también otras medidas complementarias para alcanzar el ratio necesario de 36 taxis adaptados en el plazo marcado por la ley.