Actualidad

El consejero Sebastián Franquis traslada en la reunión interterritorial con el ministro Ábalos la necesidad de articular ayudas que permitan la supervivencia de los sectores más frágiles del transporte en las islas

24.03.2020 | Canarias

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha comunicado al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que el Ejecutivo regional estudia proponer una nueva restricción de las conexiones aéreas tanto con la península como en el tráfico interinsular con el fin de reestructurar y coordinar, junto con los cabidos insulares, las rutas que actualmente se encuentran en funcionamiento. Esta propuesta para restringir más las conexiones aéreas se plantea tras analizar los datos de ocupación así como las plazas ofertadas y demandadas en los diferentes vuelos durante la primera semana de vigencia de las medidas de limitación de la movilidad impuestas a raíz de las medidas urgentes para hacer frente a la propagación del coronavirus o COVID-19

Franquis ha participado esta tarde en una reunión interterritorial sobre transporte y movilidad organizada por el Ministerio y celebrada por videoconferencia junto a los consejeros del resto de comunidades autónomas para analizar la situación del transporte y la construcción en España y cómo les han afectado las medidas extraordinarias acordadas en el decreto del estado de alarma.

El consejero canario ha recordado al ministro y a sus homólogos del resto de España que por las peculiaridades propias del Archipiélago canario se requiere una especial sensibilidad con dos sectores estratégicos para las islas como son el del transporte y la construcción, un sector este último que da empleo a más de 48.000 personas en Canarias. “Con más del 50% del PIB canario paralizado en estos momentos debido a la crisis del coronavirus, es importante que el Estado sea sensible dentro del paquete de medidas económicas extraordinarias acordadas mientras dure el estado de alarma, así como en las propuestas para la reconstrucción del tejido productivo tras la crisis, con los sectores que en estas circunstancias mantienen las constantes vitales de la sociedad y la economía de las islas como son el transporte y la construcción”, señaló Franquis.

El consejero canario trasladó al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que las medidas económicas extraordinarias que recoge el Real Decreto del estado de alarma deben atender a las necesidades de todos los sectores del transporte afectados por la crisis en Canarias.

“Hemos planteado al Ministerio que sería conveniente que entre las medidas económicas que ha tomado el Gobierno estatal dentro del sector del transporte se hiciera un especial hincapié en las actuaciones que van destinadas a la parte más frágil de este sector que es el taxi, un sector que en nuestra comunidad afecta a más de 6.500 familias, por eso sería bueno que el Gobierno estudiara medidas muy concretas para garantizar la protección de los trabajadores del taxi en Canarias”, añadió Franquis.

Por último, Sebastián Franquis también reclamó del Ejecutivo central una colaboración y coordinación más estrecha con el Gobierno de Canarias para facilitar la salida de los cerca de 8.000 turistas que aún siguen en las islas pendientes de retornar a sus países de origen.