Actualidad

Pedro Martín abordará el asunto, cuyo origen está en un desencuentro entre la empresa y sus trabajadores y trabajadoras, con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el presidente accidental del Cabildo de Gran Canaria, Luis Iba

08.08.2019 | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha solicitado una reunión urgente con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el presidente accidental del Cabildo de Gran Canaria, Luis Ibarra, con objeto de plantear las líneas de actuación ante la noticia relativa a la reducción de actividad de la compañía aérea irlandesa Ryanair por el posible cierre de bases en el Archipiélago.

La decisión adoptada por la empresa, que aún no ha sido anunciada oficialmente, tendría consecuencias en la conectividad, en la medida en que podrían desaparecer los vuelos desde Canarias de primera hora de la mañana, pero, sobre todo, consecuencias en el empleo por una posible reducción de plantilla o reubicación de los trabajadores de estas bases en las Islas.

Pedro Martín se preocupó personalmente por la noticia, de la que tuvo conocimiento incluso antes de su publicación en los medios de comunicación, y sobre la que empezó a actuar mediante varias llamadas telefónicas realizadas a lo largo del día de ayer con el propio Ángel Víctor Torres, quien, a su vez ya ha contactado con el Gobierno de España.

El origen del problema de Ryanair radica en un desencuentro entre los sindicatos y la empresa, anunciado por los primeros en enero sin que el anterior equipo de Gobierno realizara ninguna acción que pudiera contrarrestar la reducción de la actividad de la compañía en la Isla”.

Tanto el Cabildo de Tenerife, el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias se han comprometido a recabar toda la información posible para poder compartirla en el cónclave que tendrá lugar el lunes, probablemente en la Isla de Tenerife, con la esperanza de que la situación se reconduzca, ya que para Ryanair, las Islas Canarias son un destino muy importante. Y, pese a ello, no se había tomado ninguna medida cuando se previó, ya en enero, esta situación.

Aunque este verano, la aerolínea mantiene su volumen de plazas prácticamente sin cambios (-1,6%), de cara al invierno, Ryanair tenía planeado recortes adicionales de capacidad desde todos los mercados desde los que opera en Canarias salvo desde Irlanda.

El presidente del Cabildo de Tenerife ha anunciado también que se tomará, asimismo, contacto con la dirección de la aerolínea para interesarse por la resolución del conflicto, cuyas consecuencias serían negativas para la conectividad del Archipiélago. Aunque es consciente de que el origen del problema es la ausencia de un convenio colectivo y el no cumplimiento del incremento de la flota de aviones previsto, y de que éstas son cuestiones que no tienen que ver directamente con el Archipiélago.