Actualidad

Los trabajos actuales hasta Santa Catalina concluirán en 15 días, incorporando como mejora el arreglo de las acera, facilitando el disfrute y la convivencia de la vía con los peatones

22.04.2022 | Tacoronte

 

La conclusión en breve de los trabajos de asfaltado del tramo de carretera que discurre entre la zona de Las Tocas y la calle Calvario, en su confluencia con Santa Catalina, conforman un paso previo de la que será la próxima ejecución de un ambicioso plan que recoge la mejora de la accesibilidad y uso para vehículos y peatones de las 92 vías municipales.

La Concejalía de Obras y Servicios está realizando en la actualidad los trabajos de asfaltado de sus dos carriles, un proyecto muy importante toda vez que esta vía se está utilizando en la actualidad por infinidad de usuarios, según destacó el concejal responsable, Antonio Gil Goya, quien recordó que este proyecto cuenta con un presupuesto de 150.000 euros, “en el que se ha incorporado como mejoras el asfaltado y arreglo de las aceras”.

Gil Goya estima que dichos trabajos concluyan en un plazo de 15 días, después de que las primeras actuaciones se centraran en las aceras, que al igual que la actual calzada, “estaban bastante deterioradas, ya que llevaban al menos dos décadas sin reponer los desperfectos”.

En este sentido, el responsable municipal indicó que “al albergar un tráfico que es de carácter comarcal, ya que por la zona de Las Toscas discurren usuarios de Tacoronte, El Sauzal y los núcleos del entorno, ya era necesaria una actuación integra como la que estamos llevando la cabo, con la que no solo pretendemos que se mejore la capa de rodadura, sino que también suponga un aliciente para usuarios, negocios y vecinos del lugar, en cuanto a la mejora de su calidad de vida”.

Por su parte, el alcalde de Tacoronte, José Daniel Díaz Armas, añadió que con la actual actuación, “también hemos aportado movilidad a las aceras, para que no solo haya protagonismo de los vehículos, sino que logremos que la zona sea cómoda para el peatón en sus paseos y el uso diario”.

Además, señaló que este proyecto conlleva un cambio de imagen para los accesos al municipio por su zona baja, y que a su vez, “es una obra que representa el inicio de un gran plan de asfaltado que vamos a realizar en las 92 calles del municipio”.

En este sentido, el mandatario municipal explicó que dicho plan va a suponer un cambio de las dinámicas de los peatones y de circulación, pues anunció que “vamos a realizar vías más seguras y con mayor control de velocidad”. A la vez, destacó que serán espacios más seguros para el peatón, “ya que las aceras serán más confortables y adaptadas para el uso compartido de personas con movilidad reducida y de otro tipo de usuarios”.

El alcalde señaló que “no se trata sencillamente de asfaltar calles, sino de asumir el compromiso de abordar un tratamiento integral de las vías, en el que las mejoras van centradas en la adecuación de las aceras y los estacionamientos, favoreciendo que el vehículo sea cada menos utilizado en favor del papel del peatón”.

Este plan de asfaltado del todo el viario municipal será elevado a pleno próximamente, con el que se pretende seguir avanzando en la mejora y comodidad de las zonas ya consolidadas, “sin necesidad de crear nuevos espacios, pero sí de acondicionar y compatibilizar los que ahora tenemos, con una mejora considerable de sus condiciones”.

Imagen: Asfaltado de la Calle Las Toscas | CEDIDA