Actualidad

El presidente canario impulsa el apoyo de la Conferencia RUP a la política de cohesión europea

28.06.2018. Bruselas

El titular de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas y presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, en su reunión de esta mañana con el presidente del Comité de Las Regiones, Karl-Heinz Lambertz, firmó, en nombre de las RUP, “la Alianza de la Cohesión”, un documento en el que se señala que “la política de cohesión es la principal política de inversión europea para cumplir el objetivo establecido en el Tratado de la UE de lograr la cohesión económica, social y territorial”.

De este modo, las RUP asumen que “la política de cohesión entraña un claro valor añadido a la hora de crear puestos de trabajo, crecimiento sostenible e infraestructuras modernas, superar los obstáculos estructurales, potenciar el capital humano y mejorar la calidad de vida. Además, esta política posibilita la cooperación entre regiones, ciudades y municipios de diferentes Estados miembros, así como la cooperación con el sector privado, los centros de conocimiento y los interlocutores sociales a escala regional”, señala.

Las Regiones Ultraperiféricas expresaron con esta rúbrica su acuerdo con el planteamiento europeo expresado en la Alianza por la Cohesión, que señala textualmente que “trabajamos juntos en favor de una política fuerte que promueva la cohesión económica, social y territorial en la Unión Europea más allá de 2020. Por todo ello, suscribimos los siguientes principios y hacemos un llamamiento a los representantes de todas las instituciones europeas en el ámbito nacional, regional o local, así como a las empresas, para que actúen en el mismo sentido en los próximos meses”.

Asimismo, escenifica el acercamiento de la Conferencia a este órgano consultivo de la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento Europeo que se ha materializado en una estrecha cooperación a lo largo del último año, como lo demuestra el dictamen sobre las RUP adoptado en enero y el seminario sobre el seguimiento de la estrategia a favor de estas regiones celebrado en abril en Canarias.

#CohesionAlliance, es una declaración que incluye nueve puntos en los que se especifica que la política de cohesión “opera como una política de inversión a largo plazo para que todas las regiones de Europa apoyen el crecimiento y el empleo a nivel local y regional promoviendo soluciones innovadoras en cuestiones como el cambio climático y la transición energética, la inclusión social o la cooperación transfronteriza, transnacional e interregional”

Asimismo, esta declaración expresa que esta política de cohesión “es más necesaria que nunca como expresión de la solidaridad europea para superar la brecha económica, social y territorial, proporcionando a todos los ciudadanos, dondequiera que vivan en Europa, una oportunidad tangible de experimentar las ventajas de nuestra Unión Europea”

Entre los asuntos que se defienden en el documento firmado por Fernando Clavijo como presidente de las RUP, destaca la necesidad de “una mejor comunicación, como la política de la UE más próxima al ciudadano, con un impacto directo en su vida cotidiana” y añade que la política “debe seguir siendo eficaz, con recursos suficientes de, al menos, un tercio del futuro presupuesto de la UE y que se ejecutará a través de subvenciones y recurriendo, en su caso, a instrumentos financieros”.

Las RUP apoyan así que el presupuesto de cohesión “debe basarse en los actuales fondos estructurales y de inversión europeos” y exige el fortalecimiento del principio de asociación y un enfoque basado en la localización, “mediante un reforzamiento del papel fundamental que desempeñan los entes locales y regionales en la aplicación de dicha política, implicando activamente a las comunidades urbanas y rurales y promoviendo herramientas que impulsen y apoyen el desarrollo local por medio de estrategias integradas”

Entre otros aspectos, el manifiesto se cierra con la intención de que las políticas de cohesión europeas “debe simplificarse y mejorarse sobre la base de una mayor confianza entre los niveles de gobierno que aplican los fondos y un enfoque más flexible y diferenciado”.