Actualidad

El presidente del Gobierno aborda la “alta preocupación” generada en las Islas con los presidentes de los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura

09.01.2018. Las Palmas de Gran Canaria

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha solicitado hoy, martes 9 de enero, una reunión urgente con el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, para recabar información precisa del Gobierno de España ante la reciente decisión del Gobierno de Marruecos de autorizar la realización de nuevos sondeos para la búsqueda de petróleo en aguas próximas al Archipiélago.

La entrevista ha sido reclamada al ministro de Asuntos Exteriores después de que el presidente del Gobierno haya abordado con los titulares de los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, Pedro San Ginés y Marcial Morales, respectivamente, la “alta preocupación” que la decisión de las autoridades marroquíes ha generado en la sociedad canaria, en especial entre los residentes en estas dos islas.

Ambos presidentes de Cabildo expusieron a Fernando Clavijo los motivos de su “seria inquietud” a raíz de las últimas autorizaciones de sondeos decididas por Marruecos. Según noticias recientes, el Gobierno marroquí ha adjudicado a la energética italiana Ente Nazionale Idrocarburi (ENI) varios permisos para realizar sondeos petrolíferos en aguas próximas al Archipiélago. Las exploraciones, con las que las autoridades de Marruecos pretenden averiguar la existencia de hidrocarburos, podrían producirse en una superficie marina de alrededor de 24.000 metros cuadrados y a una profundidad de 1.000 metros frente a las costas de las ciudades de Tarfaya, Tan Tan y Sidi Ifni.

En la reunión mantenida con el presidente del Gobierno de Canarias, Pedro San Ginés y Marcial Morales han subrayado la necesidad de ampliar la información sobre las decisiones administrativas adoptadas sobre esta materia por el Gobierno de Marruecos. Ambos presidentes insulares incidieron en que los primeros datos de estos nuevos sondeos petrolíferos autorizados por Marruecos apuntan a una localización frente a las costas de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, donde desde el año 2014 se mantiene un elevado rechazo social ante posibles prospecciones para buscar petróleo.