Actualidad

En cuanto al pregonero, procedía a su presentación don Javier Eloy Campos, que realizaba un breve recorrido por el extenso currículum del mismo

21.10.2018. Güímar

En la tarde de ayer, la Iglesia de San Pedro Apóstol acogía la lectura del pregón de II Peregrinación Lustral de Ntra. Señora de El Socorro, de la mano del güimarero don José Carlos Mesa Acosta, así como la presentación del cartel de esta festividad, realizado por Elena Díaz.

En cuanto al pregonero, procedía a su presentación don Javier Eloy Campos, que realizaba un breve recorrido por el extenso currículum del mismo. Don José Carlos Mesa «cursó estudios primarios y secundarios en Güímar, teniendo lugar su etapa universitaria en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, aunque la misma la concluyó en Barcelona, dedicándose con posterioridad a desempeñar labores como profesor técnico de Formación Profesional, particularmente de la familia profesional de Comunicación, Imagen y Sonido, así como ha impartido clases de realización en multimedia, realización en televisión, edición de vídeo, tratamiento digital de fotografías y representaciones escénicas, entre otras cuestiones».

En definitiva, «su intensa actividad personal ha estado centrada en aspectos artísticos, especialmente enfocados a la fotografía y parte de ello bajo el pseudónimo Mataparda, trabajo que ha sido sumamente fructífero y el cual dejará una huella relevante en el panorama isleño y nacional, pero su obra excede los límites de la división tradicional de las artes». Como trabajo paralelo, cabe destacar su interés a favor de la concienciación medioambiental y la lucha por la conservación del medio ambiente, llegando a ser socio fundador de la Asociación Cultural Patrimonio de Güímar, desde 1991 y en 1994 de la Asociación Cultural Sureste de Tenerife.

Dando paso al pregonero, éste aprovechaba agradecer a los asistentes su participación en este día, así como la presencia de las autoridades, entre las que se encontraba la alcaldesa del Excmo. Ayuntamiento de Güímar, doña Carmen Luisa Castro, el concejal de Cultura, don David Román Escobar, así como el consejero insular Félix Fariña, agradeciendo al cura-párroco, don Pedro José Pérez, por la designación brindada el presente año como pregonero de estas fiestas; dando paso así a la lectura de sus palabras.

El pregón acogía momentos de especial relevancia. Relataba diversos hitos históricos desde los años previos a la aparición de la Virgen, destacando los datados entre 1342 y 1352 con los intereses de Clemente VI-Papa de Aviñón para la evangelización de las Islas Afortunadas; la posterior aparición de la Imagen en la playa de Chimisay, así como su presencia en el auchón de Chinguaro y su relación con Antón Guanche; llegando incluso a incidir en el ‘Pleito de los naturales’ o el derecho a cargar las andas de la Imagen como devoción del pueblo guanche hacia ella.

Durante su transcurso, también recalcaba la defensa del Camino del Socorro, conjuntamente con el Malpaís de Güímar, ante las autoridades insulares, en la que estuvo implicado personalmente, la cual se amparaba mediante una Ley de Iniciativa Popular aprobada en 2006 por el Parlamento de Canarias, y que daba lugar, con posterioridad, a la declaración del Camino como Bien de Interés Cultural.

Pero también formaban parte del pregón sus vivencias personales con la Virgen de El Socorro, así como la transmisión de esta devoción a la pequeña talla de generación en generación, viéndose reflejada los días 7 y 8 de septiembre, acogiendo a cuantas personas se acercan a Güímar para su celebración.

«La Bajada y la Subida siempre han sido una fiesta popular. En la que participamos todos, sin distinción de clase, edad, cargo o condición. Una devoción realmente popular y sobre todo auténtica. Esta autenticidad la conocemos todas las personas que compartimos esta devoción, y sobre todo quienes hemos vivido nuestra fiesta del Socorro desde la niñez (yo soy una de ellas) desde que tenemos uso de razón, pasando casi sin darnos cuenta a través de las etapas de nuestra vida viviendo diferentes Socorros, hasta que, ya ancianos, nos toca, nos tocará, pasar el testigo a otras generaciones».

Tal y como relataba entre sus momentos especiales vividos, hacía mención al presente 8 de septiembre, con la partida de la Virgen de El Socorro desde el Caserío: «me quedé allí, acompañando a mi madre, que está mayor y ya no puede subir. Allí se quedan muchas personas, como despidiendo a la Virgen. Y la ves partir, de espaldas, su silueta recortada contra ese atardecer brumoso típico de ese día. Ya se va poniendo el sol, y entre el polvo la Virgen va a hombros de gente más joven y son a veces niños que tú has visto toda la vida en la Bajada aquí o allá. Y ahora les toca a ellos subir con la Virgen y llevarla. A ti lo que te toca ahora es verla partir. Como me dice a veces mi madre, es ley de vida, pero también es el significado, profundo y real, de Patrimonio: vivir nuestro vínculo con la Virgen, y luego transmitir la tradición para que continúe».

Pero la jornada también acogía la presentación del cartel que da imagen a esta II Peregrinación Lustral de Ntra. Sra. Virgen de El Socorro, realizado por la fotógrafa Elena Díaz, y que recoge una composición de miles de imágenes que muestran momentos vividos por el pueblo en la anterior Peregrinación, dando imagen entre todas ellas del rostro de la Virgen de El Socorro, protagonista incuestionable en estas fiestas.

A su finalización, se hacía entrega a los asistentes no solo del citado cartel sino también del programa informativo de los actos que acogerán esta conmemoración, diseñado por Adrián Benítez y el cual cuenta con fotografías de Elena Díaz e Israel Amaral.