Actualidad

El sindicato reclama una rampa para el alumnado que sirva como alternativa a la única forma de subir a las plantas altas como es el ascensor

28.09.2018. Santa Cruz de Tenerife

El sindicato Docentes de Canarias Insucan (DCI) denuncia la contradicción que se está generando desde hace años en el Instituto de Educación Secundaria (IES) de Tegueste, donde, a pesar de que está considerado como un centro preferente para alumnados con discapacidad motora, “presenta aún dificultades muy serias para el acceso y recorrido por las instalaciones para los estudiantes afectados”.

La representación sindical de Insucan explica que estos alumnos solo disponen del ascensor para acceder a las plantas altas, lo que constituye, a su juicio, un gran riesgo en caso de emergencia, pues explican que los elevadores suspenderían su actividad en uno de estos supuestos, y, por tanto, la evacuación de los alumnos motóricos acarrearía someterlos a un riesgo innecesario.

La formación sindical propone una fórmula de acceso que demanda el propio centro, y que consiste en habilitar una rampa de acceso de apenas 4 metros de longitud, por la que puedan llegar a la segunda planta tanto los escolares con necesidades especiales, como el resto de compañeros y profesorado. Esta medida representa no solo una alternativa al ascensor, sino una fórmula más directa de entrada y salida del centro en sus plantas superiores, mientras que la movilidad por el resto del centro se garantiza con las medidas de accesibilidad ya puestas en marcha.

Esta plataforma, que se ubicaría en la vertiente sur del centro, no requeriría “ni grandes inversiones económicas, ni obras de grandes dimensiones”, pues según los responsables del sindicato, “se trata de un simple puente que conectaría directamente desde la calle al centro, sin mayores dificultades”.

Desde Insucan señalan que “esta es una vieja reivindicación, que duele mucho más cuando se trata de una actuación tan necesaria y cuya ausencia afecta al día a día de este alumnado”. En este sentido, añaden que “la realización de esta plataforma contribuiría a la accesibilidad del todo el conjunto de la comunidad educativa y, a su vez, haría desaparecer una situación de desigualdad y acabar con una auténtica barrera para los escolares con alguna discapacidad”.

Insucan le ha manifestado esta queja a responsables regionales en materia de Educación, por tratarse de un centro preferente de motóricos, y la respuesta de la Administración educativa ha sido la imposibilidad de disponer de momento de los fondos del Plan de Infraestructuras Educativas de Canarias (PIEC), que son aquellos destinados a las mejoras de los centros, porque no se ha podido firmar el plan por falta de predisposición del Gobierno central..

Así, la Consejería aún no puede dar fechas para acometer este proyecto, que un curso más sigue sometiendo a desigualdades a los alumnos motóricos respecto al resto del alumnado, ya que este departamento no puede acceder a los más de 42 millones de euros en los que estaría incluida esta partida, una situación ante la que Insucan insiste en que el Gobierno regional debe priorizar por tratarse “no solo de un derecho de accesibilidad a la educación en igualdad de condiciones, sino por la seguridad de todo el centro”.