Actualidad

La Isla alberga a lo largo de todo el año un completo programa de actividades destinadas a los mayores de todos los municipios, con el objetivo de contribuir a un envejecimiento activo, al tiempo que establecen relaciones y ganan autonomía

20.07.2019 | San Sebastián de La Gomera

Aunque parezca una paradoja, la edad no tiene fecha, ya que es sólo una cuestión de actitud ante la vida, es un mero número que no debe condicionar la energía y vitalidad para disfrutar del día a día. De ello es una sabia experta Marina Díaz, que con 95 años se considera la más joven del grupo de alumnas que asisten a clase de pintura, un taller que se incluye en el amplio programa de actividades que impulsa el Cabildo de La Gomera, a través de la Consejería de Política Social, y que recorre todos los municipios de la Isla.

Beatriz Santos, consejera de Política Social e Igualdad, explica que son numerosas y variadas las actividades de las que disponen los mayores en la Isla y que se distribuyen de lunes a viernes, desde las 09:00 hasta las 21:00 horas. “Pueden elegir entre gimnasia, aprender a tocar la guitarra, pintar cuadros, etc pero lo más importante es que en todas ellas se transmite la necesidad de mantener una vida activa y saludable”, comenta.

“Esta amplia agenda se complementa con la que ofrecen las propias asociaciones de vecinos y de mayores, por lo que no hay excusa para quedarse en casa”, indica. Por ello, anima a los mayores a sumarse a estas actividades “que suponen todo un impulso a la vitalidad y la autonomía personal, a la vez que ganan en seguridad y estabilidad emocional”. “Todo ello repercute en una mejor calidad de vida, tanto para el usuario como para sus familiares”, añade.

Hoy Marina celebra su 95 cumpleaños rodeada de sus compañeras de clase y junto a su profesora, Flori Torre, se siente muy afortunada por poder compartir ese espacio con otras compañeras, con las que asegura pasarlo muy bien. Su vitalidad es admirable y explica que hace muchos años que comenzó en el arte de pintar, realizando piezas de tela, manteles, cortinas y juegos de cama para más tarde dedicarse de lleno a pintar cuadros. Confiesa que tiene una colección infinita de la que se ha beneficiado la familia y los amigos.

Explica que mantenerse ocupada es fundamental para el cuerpo y la mente, por lo que invita y anima a todos los mayores a salir de su casa y compartir el tiempo aprendiendo y relacionándose con otras personas. “Es fundamental que no se paren porque el cuerpo se embrutece, por lo que hay que hacer ejercicio y moverse para que el cuerpo no envejezca, además de comer sano”, aconseja Marina, al tiempo que añade que “no hay que comer chucherías”.

Marina asiste a clases de pintura junto a otras 14 compañeras en la Asociación de la Tercera Edad Iballa, en San Sebastián. A su lado se encuentra otra de las fieles alumnas, Rosa María Clemente García, que con 52 años, es de las más jóvenes del curso y asegura que se aprende mucho de los mayores. Además de asistir a clases de pintura también es alumna de costura y pintura en tela. “No me puedo quejar porque estoy muy entretenida y lo más importante es compartir y charlar con las compañeras”, afirma. Se suma a Marina a la hora de animar a los mayores a salir de sus casas y apuntarse a cursos de este tipo que son un soplo de aire fresco a la cotidianeidad.

La sesión de hoy ha sido especial, ya que más allá de los lienzos y las pinturas, han dedicado buena parte del tiempo a celebrar el cumpleaños de la más “joven” del aula y durante un rato han tenido tiempo para charlar y compartir, además de degustar la tarta de cumpleaños. Flori Torres, su maestra, asegura que lo más importante son las relaciones que se establecen dentro del aula, pues considera esencial las relaciones interpersonales y la convivencia para los mayores. “Aquí no vengo a imponer nada, si no les apetece pintar un día pues hacen otras cosas”, comenta alegre. Indica que cuenta con 15 alumnas, todas mujeres y de diferentes edades que van desde los 30 hasta los 95 años, pues también está abierta a los socios del colectivo.

Para la profesora, esta actividad es ante todo una terapia de relajación y comunicación esencial y se muestra afortunada por poder contar con un curso en el que hay “muy buena gente y buen ambiente”. “Yo soy la profesora pero a la vez alumna pues se aprende mucho de los mayores, que a diario nos dan una lección de vida a la hora de afrontar los problemas desde la perspectiva de la experiencia y el sosiego que es algo impagable”, comenta orgullosa.

El reloj ya marca las ocho e indica que por hoy la clase ha terminado. Los pinceles reposan limpios y aguardan hasta mañana, donde las manos de la experiencia dibujarán nuevos sueños, esperanzas e ilusiones.

Programación

El municipio de San Sebastián alberga clases de gimnasia los lunes, miércoles y viernes, entre las 9:15 y las 10:15 horas. Además, La Lomada, en San Sebastián acoge otra sesión de gimnasia los lunes, de 10:30 a 11:30 horas.

Hermigua celebra clases de mantenimiento físico, los lunes, de 16.30 horas a 18.30 horas, y los martes, de 16.00 horas a 18.30 horas, se desarrolla el curso de pintura en la sede de su Asociación de Mayores.

Los mayores de Alajeró pueden asistir a talleres de pintura los miércoles de 9:00 horas a 11:00 horas en Imada, y de 11:30 horas a 13:30 horas en Playa de Santiago. Mientras que en Agulo, se incluye gimnasia y hábitos saludables los martes y jueves, de 10:00 horas a 11:00 horas, en el centro cultural.

En Valle Gran Rey, en Vueltas, se llevará a cabo gimnasia los lunes, martes y viernes de 17:00 horas a 18:00 horas, mientras que los miércoles y jueves será a partir de las 11.00 horas. Arure también se incluye en la programación de gimnasia todos los miércoles de 17:00 horas a 19:00 horas. Por último, las actividades en Vallehermoso se realizan los martes y miércoles, de 18:00 horas a 19:00 horas. En el caso de Alojera, los jueves de 17:00 horas a 19:00 horas.