Actualidad

Cada uno de los propietarios recibirá la cantidad de 32.000 euros como compensación económica en concepto de indemnización

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó en la sesión celebrada esta mañana, bajo la presidencia del alcalde, José Manuel Bermúdez, el rescate de otras 10 licencias de taxi en el municipio. Este nuevo paquete forma parte de las 110 previstas de retirar de la circulación entre los años 2017 y 2018.

Cada uno de los propietarios de esta decena de licencias recibirá 32.000 euros como compensación económica en concepto de indemnización. Una vez que el acuerdo adoptado hoy sea publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), los interesados tendrán de plazo un mes para realizar todos los trámites necesarios para poner fin a la explotación de tales licencias.

Durante ese margen de tiempo, los profesionales deberán acreditar ante el servicio municipal de Servicios Públicos tanto la entrega de la licencia municipal como la extinción de las relaciones laborales con el personal asalariado en el caso de que las hubiese. También deberán proceder el desmontaje de los módulos referentes al taxi y entregar la baja o el paso a uso particular del vehículo adscrito a la licencia municipal.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, indica que “el municipio cuenta a día de hoy con 816 licencias en servicio, una cifra que se verá disminuida hasta las 786 cuando culmine el proceso de rescate de las 30 licencias que están ahora mismo en tramitación. Sin duda, se ha realizado un arduo trabajo para ir reduciendo, sin pausa, las 1.064 licencias con las que contaba Santa Cruz hace apenas unos años”.

Además, el edil subraya que, en el afán de alcanzar la ratio de 732 licencias acoradas con el sector para 2019, “ya se ha consignado una partida de 2 millones de euros para el próximo ejercicio”.