Actualidad

La práctica totalidad de la actual plantilla de la Policía Local de Los Realejos ha comunicado su renuncia a la Concejala de Personal, Doña María Noelia González Daza

06.10.2020 | Tenerife

Desde el próximo mes de noviembre la seguridad en el municipio de Los Realejos quedará aún más mermada, ya que la totalidad de la plantilla de la Policía Local del municipio del norte de Tenerife se ha reunido y ha decidido por unanimidad negarse a seguir viendo cómo se incumplen las promesas de la Corporación que dirige el reelegido Manuel Domínguez González. Ha transcurrido más de un año desde que la Corporación prometió poner fin al problema, sin que se materialice medida alguna que sirva para calmar las aguas dentro de la propia plantilla.

El sindicato CSIF, a través de sus representantes de los trabajadores electos, mayoritario dentro de la Junta de Personal del ayuntamiento realejero, ha intentado reunirse en varias ocasiones con la concejala de personal y el alcalde para solventar un problema histórico como es la tasa de reposición de policías, tasa mermada ostensiblemente desde la entrada en vigor del RD 1449/2018, por el que pasan a poder jubilarse tras superar los 59 años. Además, otro de los temas en conflicto es la falta de abono de las horas pactadas y conocidas como “refuerzos”, que ha llevado a que los empleados públicos del cuerpo realicen servicios extraordinarios de forma gratuita, sabiendo que no se les remunerará por motivo de desinterés político en proteger la seguridad de los ciudadanos del municipio.

El vicepresidente y responsable de acción sindical dentro del sindicato CSIF, Javier Galván, señala que la raíz del problema obedece a la falta de personal, “lo que es consecuencia directa de la dejación del Ayuntamiento norteño en la reposición de efectivos de policía durante años, lo cual ha desembocado en la realidad actual, una realidad que afectará a los ciudadanos del municipio, seguridad que hoy por hoy se convierte en un elemento más importante que nunca, con un panorama económico caótico en Canarias tras el fin de la actual pandemia". Junto a lo anterior, se le ha requerido a la corporación que subsane problemas graves dentro del cuerpo, y que afectan claramente a la ciudadanía del municipio, problemas como la falta de vehículos, de uniformidad reglamentaria, de instalaciones deficitarias… Queda claro que la dejadez por la seguridad del municipio prima siempre sobre otros elementos menos trascendentes.

Se advierte por último que “es inviable el poder atender todas las demandas de los ciudadanos sin la tasa de reposición mínima, y menos, sin que realicen los actuales integrantes de las plantillas servicios extraordinarios, los cuales, como es lógico, dejarán de prestar por el incumplimiento en cuanto al reintegro salarial pactado. Ningún trabajador va a su puesto de trabajo de forma altruista, y es algo que llevan haciendo durante demasiado tiempo los policías locales de Los Realejos, quienes no aguantan más con su actual situación”.

Por último, el sindicato mayoritario dentro de la administración pública, sostiene que la actual corporación debería de preocuparse más por asuntos de vital importancia para el municipio, como es la seguridad de sus vecinos, y dejar de lado otros temas menos importantes y que únicamente afectan y favorecen a unos pocos.