Actualidad

Los trabajos para controlar y extinguir el incendio forestal de Garafía han contado con la participación de un amplio operativo fruto de la colaboración de las distintas administraciones, organizaciones y colectivos relacionados con la seguridad

29.08.2020 | Santa Cruz de La Palma

Los trabajos para controlar y extinguir el incendio forestal de Garafía han contado con la participación de un amplio operativo fruto de la colaboración de las distintas administraciones, organizaciones y colectivos relacionados con la seguridad y emergencias.

Para la realización de estas labores, el Área de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma ha contado también con la tecnología dron, a través de la colaboración de una empresa palmera, Ticom Soluciones, que ha aportado su operativo en la lucha contra este incendio forestal que asoló el norte de la isla y en el que se continúa trabajando para su extinción.

Técnicos especializados de esta empresa, dados de alta en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), están sobrevolando con dron, dotado de cámara térmica, la zona afectada por el incendio, permitiendo así detectar los principales puntos calientes (alrededor de 150ºC) que persisten, abarcando todo el perímetro que ha alcanzado el fuego, donde existen lugares de difícil acceso. La tecnología de la que están dotados permite, desde el aire, localizar y georreferenciar con las coordenadas los puntos calientes más relevantes en el perímetro de la zona afectada, contribuyendo así a hacer más efectiva la intervención de los operativos que trabajan sobre el terreno, al tiempo que controla posibles rebrotes o reproducciones de fuego que se puedan ocasionar.

Este operativo, mientras el fuego está activo, funciona como una torre de vigilancia privilegiada, sobre todo de noche, cuando no pueden intervenir medio aéreos tripulados, aportando información sobre su desarrollo. Mientras que en las labores de control, permite vigilar el perímetro del incendio, detectando los puntos críticos que pueden provocar que se reavive el fuego.

Según informan desde Ticom Soluciones, el dron vuela hasta una altura máxima de 120 metros para vigilar el frente del incendio y también para localizar los puntos calientes, si bien para su geolocalización ha de bajar hasta una altura de 30 metros para obtener la máxima precisión. La empresa también realiza levantamientos topográficos de la zona afectada para determinar las hectáreas quemadas.

La consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez Acosta, ha destacado la importancia de contar con nuevas tecnologías, de la mano de empresas de La Palma, que contribuyan a la mejora de la toma de decisiones ante una emergencia como la vivida en Garafía. Estos recursos ofrecen más garantías de éxito a la hora de atacar un incendio forestal, al tiempo que mejoran las condiciones para la seguridad de las personas, tanto para la población de la zona afectada como para los efectivos que trabajan en la extinción.

Imagen: Imagen tomada por un dron en el incendio de Garafía (La Palma)