Las cinco tortugas que soltó el Cabildo con transmisores emprenden su viaje por aguas de Canarias y la costa africana


NOVEDADES

Las cinco tortugas que soltó el Cabildo con transmisores emprenden su viaje por aguas de Canarias y la costa africana

23-03-2018   18:03:59   Tagoror Digital

Los movimientos de las cinco tortugas boba (caretta caretta) que fueron liberadas el jueves, día 15 de marzo, en aguas de la playa de Cofete, en el sur de Fuerteventura, están siendo dispares | Imagen: Mapa de la situación de las cinco tortugas

23.03.2018. Puerto del Rosario

Los movimientos de las cinco tortugas boba (caretta caretta) que fueron liberadas el jueves, día 15 de marzo, en aguas de la playa de Cofete, en el sur de Fuerteventura, están siendo dispares. Mientras tres (Martina, Tropi y Oasis Dream) se mantienen en aguas de Canarias, las otras dos (Tomás y NT) ya están cerca de la costa del África subsahariana.

Según Ana Liria Loza, bióloga de la ONG ADS Biosfera, encargada de la parte científica de este proyecto de reintroducción de la tortuga boba en Canarias, en estos primeros días de seguimiento las tortugas siguen una trayectoria dispersa, que es la habitual en ejemplares juveniles de estas características. "Las tortugas están siguiendo de momento caminos dispares, que es la que se espera en ejemplares juveniles de este tipo, que se suelen mover en un área de desplazamiento muy amplia que llega desde Portugal a Cabo Verde", detalla la científica.

Tomás, Martina, NT, Tropi y Oasis Dream son las cinco tortugas boba que fueron liberadas por el Cabildo de Fuerteventura y cuyos movimientos pueden ser seguidos de forma on-line por ciudadanos y científicos a través de la web del Cabildo, www.cabildofuer.es. Estos cinco ejemplares, de entre siete y ocho años de edad, se criaron en cautividad en el Centro de Conservación y Recuperación de Tortugas Marinas que tiene el Cabildo de Fuerteventura en Morro Jable y en las instalaciones de la Ulpgc en Taliarte, dentro del programa de reintroducción de la tortuga boba (caretta caretta) en Canarias.

Los transmisores vía satélite que llevan permiten a los científicos conocer si esa cautividad afecta al patrón normal que sigue las tortuga boba dentro de su entorno natural, una zona muy amplia que abarca el área noreste del océano Atlántico. Los datos, además, ayudarán a identificar los tipos de hábitats de la futura colonia de tortugas que se creará en Canarias, además de obtener información sobre su área de distribución y zonas de alimentación.

En este sentido, las tortugas bautizadas como NT y Tomás, nacidas de huevos incubados en Cofete, se han desplazado hasta la costa africana, una zona en la que, según ADS Biosfera, existe una subida de corrientes muy rica en alimentos. Tropi y Oasis Dream, que nacieron de huevos incubados en los laboratorios de la ULPGC, han seguido otro rumbo, encontrándose en este momento en aguas situadas al sur de Gran Canaria y Tenerife, un entorno también rico en fuentes de alimento. Martina, tortuga hembra nacida en Cofete, ha permanecido en aguas de la costa oeste de Fuerteventura, "ya que seguramente habrá encontrado también alguna zona adecuada para alimentarse", añade Loza.

ADS Biosfera prevé que estos transmisores continúen funcionando en un plazo de entre seis meses y tres años. La investigadora añade además que "la información a largo plazo será la más valiosa para nuestros estudios, ya que nos permitirá acceder a datos sobre comportamiento e incluso rutas migratorias".

Este seguimiento monitorizado forma parte del Proyecto de Ampliación del Hábitat reproductor de la tortuga boba en la Macaronesia, que se lleva a cabo a través de diversos organismos como el Cabildo de Fuerteventura, la Unión Europea, Gobierno de Canarias y Gobierno de Cabo Verde, con el objetivo de generar una nueva colonia reproductora, a partir de huevos traídos desde Cabo Verde, que nidifique en playas de Canarias.

Loza espera que "las primeras tortugas criadas en cautividad que se soltaron en 2007 vuelvan a las playas de Canarias a nidificar, debido al carácter biológico de esta especie". Las adecuadas condiciones de las playas de Fuerteventura para la nidificación convierten a la Isla en área de referencia dentro de este proyecto.

Las cinco empresas que han financiado cada transmisor, y bautizado además a cada tortuga, son Binter (NT), Martínez Cano S.A. (Martina), la Asociación de Discapacitados de Fuerteventura (Tomás), Oasis Park Fuerteventura (Oasis Dream) y la Compañía Cervecera Canaria S.A. (Tropi).

No sólo los científicos sino cualquier ciudadano, y a través de la web del Cabildo (www.cabildofuer.es/cabildo/areas-tematicas/medio-ambiente), va a poder saber en cada momento dónde está cada una de estas tortugas, hacer seguimiento, "sentirse parte de este proyecto y sentirse parte de esta apuesta por el ciudadano de un océano que es un auténtico santuario natural", recuerda el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales.

La consejera de Medio Ambiente, Natalia Évora, por su parte, ha vuelto a agradecer "la implicación de todos los colaboradores que hacen posible esta observación científica de gran valor para la conservación de esta especie".

Los movimientos de Martina, NT, Oasis Dream, Tropi y Tomás darán a los investigadores información sobre el modo de vida y ciclo biológico cuando regresen a las playas de Fuerteventura para desovar.