Actualidad

La sintonía entre la capital tinerfeña y el Estado es total y ya se ha firmado el acta de replanteo que permite iniciar la mejora integral de la depuradora, una infraestructura que data de los años 70 y que no tiene capacidad para tratar adecuadamente

11.03.2020 | Santa Cruz de Tenerife

El Ministerio para la Transición Ecológica ha dado luz verde definitivamente a las obras de ampliación urgente de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Santa Cruz de Tenerife por lo que los trabajos comenzarán este mismo mes, según ha podido corroborar el propio Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Concejalía de Servicios Públicos y Bienestar Comunitario.

Se pone fin de esta manera a una de las principales reivindicaciones en materia medioambiental del municipio de Santa Cruz de Tenerife, que tras varios proyectos fallidos en cerca de tres décadas, ha obtenido el respaldo del Gobierno central y la financiación para hacerse realidad a partir de este mismo mes de marzo.

La necesidad de ampliar esta infraestructura data prácticamente desde su construcción en los años 70, cuando ya se consideró insuficiente para el tratamiento del volumen de aguas residuales que recibe no solo del municipio capitalino, sino también de La Laguna y El Rosario.

El paso del tiempo ha hecho cada vez más evidente esa incapacidad de la instalación ubicada en Buenos Aires, en el Polígono Industrial Costa Sur, que ha quedado obsoleta y demanda desde hace años actuaciones de ampliación, acondicionamiento y mejora. Por ese motivo, desde la Corporación, se valora como un triunfo histórico la firma del Ministerio del acta de comprobación del replanteo que da luz verde al inicio este mes de las esperadas obras de ampliación de la EDAR, toda vez que la dirección de obra ya ha sido adjudicada por parte del Consistorio.

Para el concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, que se inicien próximamente los trabajos de ampliación y mejora de la depuradora es “un éxito absoluto para el municipio”. Según señala, serán “las obras más importantes en los próximos años” para la capital, pues serán “la clave” para que Santa Cruz sea un municipio “que no contamine”. Para alcanzar este objetivo, Martín recalca que “hay que adaptar la infraestructura a las nuevas necesidades, pues está obsoleta y no cumple los requisitos mínimos para depurar la cantidad de aguas que nos llegan”.

Martín también destaca que una de las mayores ventajas de la actuación, que supondrá una inversión estatal de más de 18 millones de euros, es que la depuradora se mantendrá operativa mientras se acomete el proyecto de su ampliación y mejora, pues el Consistorio ha evaluado la necesidad de que las obras que se van a ejecutar, a pesar de su gran complejidad, “no alteren la gestión del servicio”, para que la planta pueda permanecer en todo momento funcionando “para garantizar completamente la depuración de las aguas residuales del municipio”.

En los próximos días, Martín mantendrá una primera reunión de coordinación con la empresa encargada de las obras y representantes del Ministerio, a fin de establecer una planificación lo más precisa posible de las tareas que se van a llevar a cabo, que, como admite el edil, “son de gran envergadura, así que tenemos que hablar de plazos y problemas que puedan surgir durante su desarrollo”. El encuentro servirá a su vez para revisar las autorizaciones necesarias que puedan haber quedado pendientes y acordar la apertura de un centro de trabajo.

Está previsto que los trabajos se prolonguen al menos 24 meses, más otros seis de prueba y, aunque la Corporación tratará de minimizar sus efectos, hace un llamamiento a la población por las molestias que pudieran ocasionar, especialmente en la fase de colocación del tubo de conexión desde la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) de Cabo Llanos, que podría afectar a la circulación del tráfico por la zona de la Avenida Manuel Hermoso.

El Ministerio para la Transición Ecológica procedió a la firma del acta que autoriza las obras de ampliación de la depuradora de aguas de Santa Cruz el pasado 26 de febrero, tras una serie de reuniones encabezadas por Martín para hacer realidad la vieja aspiración chicharrera de contar con una infraestructura más moderna y adecuada al servicio tan importante y necesario que presta, el cual incluye a un total de tres municipios.